CARGANDO...

AP Madrid, Sec. 20.ª, 17/2003, de 30 de septiembre

SP/SENT/52256

Recurso 47/2002. Ponente: PURIFICACIÓN MARTÍNEZ MONTERO DE ESPINOSA.

Imposición costas arrendatario que enerva la acción de desahucio 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Torrejón de Ardoz, en fecha 26 de septiembre de 2.001, se dictó sentencia, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: DECLARO ENERVADO EL DESAHUCIO instado por don Esteban , representado por la Procuradora doña Mª Jesús Llamas Villar, contra don Salvador y doña María Teresa , representados por la Procuradora Sra. López Galvez, sobre la vivienda situada en la CALLE000 nº NUM000 Escalera NUM001 piso NUM002 de Torrejón de Ardoz (Madrid). Todo ello con expresa imposición de las costas procesales a la parte demandada".
SEGUNDO.- Contra la anterior resolución se interpuso recurso de apelación por el demandado, exponiendo las alegaciones en que basa su impugnación. Admitido el recurso en ambos efectos, se dio traslado del mismo a la parte apelada, que presentó escrito oponiéndose al recurso formulado de contrario. Elevados los autos ante esta Sección, fueron turnados de ponencia, y quedando pendientes de resolución, se señaló fecha para deliberación y votación, que se ha llevado a cabo por los Magistrados de esta Sección.
TERCERO.- En la tramitación del presente procedimiento han sido observadas las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan los de la sentencia apelada, en cuanto no contradigan a los siguientes.
PRIMERO.- Por la actora Dª Guadalupe se ha ejercitado contra D. Salvador y Dª María Teresa , acción de desahucio y, acumuladamente, de reclamación de cantidad por rentas pendientes, dictándose sentencia por el Juzgador "a quo" por la que, ante los pagos y consignación efectuados, ha declarado enervada la acción de desahucio, con expresa condena en costas a los mismos.
Los demandados discuten, en esencia, la imposición de costas en primera instancia, ya que consideran no preceptiva la intervención de Abogado y Procurador en el asunto que nos ocupa, además de considerar que no está prevista tal imposición, para el supuesto de enervación de la acción.
SEGUNDO.- Centrado en los precedentes términos el objeto del recurso, el mismo debe ser rechazado y confirmada la sentencia de instancia por las razones que, seguidamente, pasaremos a exponer.
Es cierto que el artículo 22.4º de la Ley 1/2000, de Enjuiciamiento Civil, tanto en su anterior redacción como en la actualmente vigente, no hace mención a las costas cuando establece cuándo termina el proceso por pago o consignación del importe de las cantidades reclamadas en la demanda y de las que hasta ese momento adeudare. Sin embargo, ello no obsta a su correcta imposición puesto que, precisamente, la posibilidad de enervación es un benefic
io reconocido por la Ley al arrendatario a pesar de su previo incumplimiento, lo que comporta, en definitiva, el acogimiento de la demanda, si bien restringiendo sus efectos por dicha disposición legal. No pudiendo ser de peor condición el actor que ve limitado su derecho en beneficio del inquilino, que aquél cuya pretensión se ve íntegramente satisfecha. Además de lo expuesto, ninguna duda cabe de que han sido aquellos los que han abocado al arr

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados