CARGANDO...

AP Cantabria, Sec. 4.ª, 85/2010, de 4 de febrero

SP/SENT/525185

Recurso 188/2009. Ponente: MARIA JOSE ARROYO GARCIA.

Es cierto que los vendedores no cumplieron con su obligación de inscribir y registrar la finca, pero el pago del precio sólo se condicionó a la concesión de licencia de obra, incumpliendo los compradores su obligación de pago 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO: Por el Ilmo. Sr. Magistrado-Juez del Juzgado de Primera Instancia núm. Dos de Medio Cudeyo, y en los autos ya referidos, se dictó en fecha 23 de septiembre de 2008 Sentencia, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: SE ESTIMA PARCIALMENTE LA DEMANDA presentada por la Procuradora doña María José de Llanos Benavent, en nombre y representación de la entidad BULCAMIRO S.L. y SE CONDENA a don Juan Carlos y doña María Elena a pagar a la anterior la cantidad de 30.050 euros que devengará el interés legal del dinero desde el emplazamiento al demandado para contestar a la demanda.
Cada una de las partes abonará las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad.
SEGUNDO: Contra dicha Sentencia, la representación de la ya reseñada parte apelante interpuso en tiempo y forma recurso de apelación, que fue admitido a trámite por el Juzgado de Primera Instancia, e impugnado por la parte apelada. Llegados los autos a la Audiencia Provincial, y turnados a esta Sección Cuarta, se señaló para deliberación y fallo.
TERCERO: En la tramitación del recurso se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO: Por la representación legal de la entidad Bulcamiro S.L. se interpone recurso de Apelación contra la sentencia de instancia que desestimó las pretensiones de la demanda, alegando como primer motivo del recurso incongruencia.
Como dice la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, la incongruencia por exceso o extra petitum es un vicio procesal que se produce cuando el órgano judicial concede algo no pedido o se pronuncia sobre una pretensión que no fue oportunamente deducida por los litigantes, e implica un desajuste o inadecuación entre el fallo o la parte dispositiva de la resolución judicial y los términos en que las partes formularon sus pretensiones en el proceso. La incongruencia extra petitum constituye siempre una infracción del principio dispositivo y de aportación de las partes que impide al órgano judicial, en los procesos presididos por estos principios, pronunciarse o decidir sobre aquellas pretensiones que no fueron ejercitadas por las partes, al ser éstas las que, en su calidad de verdaderos domini litis, conforman el objeto del debate o thema decidendi y el alcance del pronunciamiento judicial. Este deberá adecuarse a lo que fue objeto del proceso, delimitado, a tales efectos, por los sujetos del mismo (partes), por lo pedido (Petitum) y por los hechos o la realidad histórica que sirve como razón o causa de pedir (causa petendi). Todo lo cual no comporta que el Juez deba quedar vinculado rígidamente al tenor literal de los concretos pedimentos artic
ulados por las partes en sus respectivos escritos forenses o a los razonamientos o alegaciones jurídicas esgrimidas en su apoyo. Por un lado, el principio iura novit curia permite al juez fundar el fallo en los preceptos legales o normas jurídicas que sean de pertinente aplicación al caso, aunque no hayan sido invocados por los litigantes; y por otro lado, el órgano judicial, sólo está vinculado por la esencia de lo pedido y discutido en el pleit

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados