CARGANDO...

AP Valladolid, Sec. 3.ª, 93/2004, de 22 de marzo

SP/SENT/56595

Recurso 19/2004. Ponente: FRANCISCO SALINERO ROMAN.

Derecho arrendador reclamar gastos por reparación en tuberías debido a uso negligente arrendatarios 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los Antecedentes de Hecho de la resolución recurrida.
SEGUNDO.- Seguido el litigio en cuestión por sus trámites legales ante el Juzgado de Primera Instancia de referencia, con fecha 28 de Octubre de 2003, se dictó sentencia cuyo fallo dice así: "Estimando la demanda presentada por Dª Alejandra contra D. Luis Alberto condeno al demandado a pagar a la actora la cantidad de setecientos diez euros con dieciseis céntimos (710,16 ), mas los intereses legales desde la interposición de la demanda.
Las costas se imponen a D. Luis Alberto ."
TERCERO.- Notificada a las partes la referida sentencia, por el demandado se preparó recurso de apelación que fue interpuesto dentro del término legal alegando lo que estimó oportuno. Por la parte contraria se presentó escrito de oposición al recurso. Remitidos los autos de juicio a este tribunal se señaló para la deliberación,votación y fallo el pasado día 11 de Marzo de 2004 .
Vistos, siendo ponente el Ilmo Sr. Magistrado Don FRANCISCO SALINERO ROMAN.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Poco hemos de añadir a los acertados argumentos del Juzgador "a quo" para estimar la demanda por lo que los hacemos nuestros en su integridad para evitar innecesarias repeticiones. El art. 111 de la antigua L.A.U., aplicable al arrendamiento enjuiciado, contempla el derecho del arrendador a que las obras de reparación que tengan su origen en daño doloso o negligentemente producido por el inquilino o arrendatario o por las personas que con él convivan, sean de su cargo, pudiendo el arrendador reclamarles su importe, sin perjuicio de ejercitar, cuando los daños fueren dolosos, la acción que autoriza la causa 7ª art. 114. Por tanto recoge el precepto tanto el supuesto de los daños dolosos como negligentes. El atranque producido y la necesidad de su reparación, como revela la prueba practicada, procedía de arrojar objetos inadecuados por el desagüe de los baños y las únicas personas posibles causantes de dicha conducta, que no puede calificarse más que de negligente dado lo impropio de la utilización del desagüe para arrojar objetos que era previsible para cualquiera que lo obstruyesen, eran los usuarios del piso NUM000 NUM001 por ser los inquilinos. No es objeción que merezca aceptación la alegación de que de existir el atranque se hubiese imposibilitado el uso del cuarto de baño por los arrendatarios pues la vivienda, como se dice en la sentencia, contaba con dos y por tanto podían disponer del servicio de un sanitario para las elementales y ordinarias actividades de aseo pe
rsonal. Las labores de desatranque además fueron presenciadas por la arrendataria esposa del titular del contrato sin efectuar ninguna objeción. La realidad de los trabajos realizados aparece acreditada tanto por la constatación de la propia inquilina como por la testifical de los profesionales que los ejecutaron. Las reclamaciones de la arrendadora han sido constantes sin más objeciones por la parte demandada que la cláusula quinta del contrato

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Formación Recomendada

Productos Recomendados