CARGANDO...

AP Valencia, Sec. 7.ª, 681/2003, de 14 de noviembre

SP/SENT/58217

Recurso 656/2003. Ponente: Dª. Mª del Carmen Escrig Orenga.

Necesidad pacto expreso para prórroga forzosa, siendo insufiente el sometimiento genérico a la LAU 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO. En dichos autos por el Ilmo.Sr Juez de Primera Instancia número Tres de Ontinyent, en fecha Trece de Febrero de Dos mil tres, se dictó sentencia cuya parte dispositiva es como sigue: "FALLO: ESTIMO INTEGRAMENTE LA DEMANDA interpuesta por Dª Lucía, contra D. Guillermo, declarando EXTINGUIDO EL CONTRATO DE ARRENDAMIENTO, torgado entre demandante y demandado, en fecha 1 de Diciembre de 1.987, referido al local de negocio sito en la C/. DIRECCION000, nº NUM000, de la localidad de Ontinyent. Declaro el DESAHUCIO de dicho local de negocio, debiendo desalojarlo el demandado, D. Guillermo, en el plazo de un mes desde el siguiente a su notificación, apercibiéndole que en caso de no hacerlo efectivo se procederá a su lanzamiento. Condeno al demandado al pago de las costas procesales causadas".
SEGUNDO. Contra dicha sentencia por la representación del demandado se interpuso recurso de apelación que fue admitido en ambos efectos y previo emplazamiento de las partes se remitieron los autos a esta Audiencia en donde comparecieron las partes personadas. Se ha tramitado el recurso, señalándose para VOTACION Y FALLO el día ONCE DE NOVIEMBRE DE DOS MIL TRES.
TERCERO. En la tramitación de los autos y del recurso en ambas instancias, se han observado las prescripciones legales en materia de procedimiento.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO. Doña Lucía formuló demanda de juicio de desahucio por expiración del plazo pactado contra don Guillermo, invocando que el contrato en su día suscrito entre las partes el día 1 de diciembre de 1987, estando en vigor el Real Decreto Ley de 30 de abril de 1985, no acogía la prórroga forzosa del contrato, y por ello, practicado el oportuno requerimiento dando por finalizado el contrato que no fue atendido por la parte demandada, insta la correspondiente acción.
Don Guillermo se opuso a la demanda alegando que las partes pactaron la prórroga forzosa al remitirse en la cláusula Tercera del Contrato a la Ley de Arrendamientos Urbanos.
La sentencia de instancia estima la demanda considerando que la remisión a la LAU no determina que el contrato estuviera sujeto a prórroga forzosa, resolución contra la que se alza la parte demandada invocando que la voluntad de las partes era remitirse expresamente a lo dispuesto en la Ley de Arrendamientos Urbanos en materia de duración del contrato. Y ello se desprende del mismo texto completo del contrato porque se dispuso de cláusula de estabilización, obras de adaptación, actualización de la renta, etc.
La parte apelada muestra su oposición a dicho recurso.
SEGUNDO. Analizado el texto del contrato de Arrendamiento que vinculaba a las partes llegamos a la misma conclusión que recoge el Juzgador de instancia, que las partes
se sometieron de forma genérica a la Ley de Arrendamientos Urbanos lo que no significa que pactaran la existencia de una prórroga forzosa, pues para ello, según veremos, era necesario un pacto expreso entre las partes, en tal sentido, y cuya interpretación no generara ninguna duda, para convertirla en una prórroga pactada, lo que no se puede deducir de los términos indicados.Así, el Tribunal Supremo, en la s

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados