CARGANDO...

AP Guadalajara, Sec. 1.ª, 100/2004, de 30 de abril

SP/SENT/58559

Recurso 94/2004. Ponente: CONCEPCION ESPEJEL JORQUERA.

No es necesario demandar cónyuge arrendatario cuando no ha intervenido directa o indirectamente en el contrato 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
Pacto duración contrato plazo de un año con posibilidad de renovación no implica sometimiento prórroga forzosa 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los correspondientes de la sentencia apelada.
SEGUNDO.- En fecha 6 de noviembre de 2003 se dictó sentencia, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Que estimando la demanda interpuesta por el Procurador D. Antonio Emilio Vereda, en nombre y representación de D. Javier , debo declarar y declaro resuelto el contrato verbal de arrendamiento de la vivienda sita en Guadalajara, CALLE000 nº NUM000 NUM001 , celebrado entre las partes; declarando el derecho del actor a recuperar la posesión de la vivienda, y dando lugar al desahucio instado por el actor, acordando el lanzamiento si el demandado no desaloja la vivienda anteriormente citada en el plazo legalmente previsto. Las costas causadas ene ste procedimiento serán abonadas por el demandado".
TERCERO.- Notificada dicha resolución a las partes, por la representación de D.
Carlos Francisco
, se interpuso recurso de apelación contra la misma; admitido que fue, emplazadas las partes y remitidos los autos a esta Audiencia, se sustanció el recurso por todos sus trámites, llevándose a efecto la deliberación y fallo del mismo el pasado día 20 de abril.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Se alega por primera vez en la segunda instancia falta de litisconsorcio pasivo necesario; invocando que no fue llamada al proceso la esposa del arrendatario, la cual, se dice, ostenta un absoluto interés "por ser cónyuge" del demandado, planteamiento que exige señalar que, si bien es cierto que la determinación de la posible concurrencia de dicha defectuosa constitución de la relación procesal es cuestión de orden público que queda fuera del ámbito de rogación de parte, por lo que puede y debe ser apreciada de oficio por los Tribunales, aunque no haya sido alegada oportunamente por los litigantes, Ss.T.S. 24-3-2003, 23-3-2001, 18-12-2000, no es menos cierto que, como apunta, entre otras la S.T.S. 6-4-1996, cuando la excepción no se invoca en tiempo y forma, ha de ser examinada con las debidas cautelas, para evitar abusos dilatorios de las partes; habiendo apuntado la citada sentencia que dicha figura responde a la exigencia de traer al proceso a todos los interesados en la relación jurídica litigiosa, con el fin de evitar, por un lado, que puedan resultar afectados por la resolución judicial quienes no fueron oídos y vencidos en el juicio y de impedir, por otro, la posibilidad de sentencias contradictorias, así como que tal afectación ha de producirse de modo directo y no indirecto o reflejo, supuestos estos en los que no cabe el acogimiento de la excepción, en igual línea Ss.T.S. 14-3-2003, que cita las de 3-10- 2002 y 8-11-2002; siendo igualmente reiterada la doctrina que aclara que los que n
o fueron parte en el contrato cuya ejecución se discute, carecen de interés legítimo sobre las obligaciones que constituyen su objeto y no hay razón alguna para llamarles obligatoriamente a un proceso en el que no puede recaer pronunciamiento condenatorio que les afecte de modo directo , de forma que los no contratantes únicamente podrían verse afectados con carácter reflejo, por una simple o mediata conexión, o porque la relación material sobre

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados