CARGANDO...

AP León, Sec. 1.ª, 438/2011, de 28 de noviembre

SP/SENT/655400

Recurso 584/2011. Ponente: RICARDO RODRIGUEZ LOPEZ.

Enervación de la acción de desahucio por el arrendatario que hizo efectivo el importe de la renta con posterioridad al plazo pactado pero antes de la celebración de la vista 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO .- En los autos nº 157/2011 del Juzgado de 1ª Instancia número 7 de LEÓN se dictó sentencia de fecha 6 de abril de 2011 , cuyo fallo, literalmente copiado dice: " 1.- Que debo declarar y declaro enervada la acción de desahucio formulada por el Procurador Sr. en nombre y representación de contra respecto de la finca sita en AVENIDA000 Nº NUM000 PLANTA NUM001 NUM002 , DE LEÓN. 2.- Las costas procesales causadas deben ser abonadas por los demandados ".
SEGUNDO .- Contra la relacionada Sentencia se interpuso recurso de apelación por los apelantes. Admitido a trámite el recurso de apelación interpuesto, se dio traslado a la apelada que lo impugnó en tiempo y forma. Sustanciado el recurso por sus trámites se remitieron los autos a esta Audiencia Provincial ante la que se personaron en legal forma las partes en el plazo concedido para comparecer ante dicho tribunal.
TERCERO.- Recibidos los autos en el Servicio Común de Ordenación del Procedimiento el día 14 de octubre de 2010, se registraron y se acordó designar Ponente al Ilmo. Sr. Magistrado D. Ricardo Rodríguez López. Las actuaciones tuvieron entrada en la Unidad Procesal de Ayuda Directa de este tribunal el día 21 de octubre de 2011 y se señaló para deliberación, votación y fallo el día 16 de noviembre de 2011.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO .- La sentencia recurrida declara enervada la acción de desahucio. La demandada interpone recurso de apelación para revocar la sentencia dictada y, en su lugar, acordar su desestimación. Se funda en infracción de las normas reguladoras de los requisitos internos de la sentencia (defecto de incongruencia), y en la inexistencia de impago: el lugar de pago era el domicilio de la demandada, donde se pasaba a cobrar la renta, y, en todo caso, no estaríamos ante incumplimiento sino ante mero retraso en el pago.
En relación con la incongruencia alegada, la cuestión no tiene mayor trascendencia porque al tratarse de un defecto intrínseco de la sentencia dictada el tribunal de apelación puede y deber corregirlo resolviendo sobre las cuestiones planteadas.
En relación con el lugar de pago, en el contrato se fijó como tal el que designara el arrendador, por lo que no tenemos por qué suponer que fuera el domicilio del demandado, sin una expresa constancia. Pero aun admitiendo que esa fuera la práctica seguida por el arrendador, por razón de su inasistencia del acto del juicio para ser interrogado, lo cierto es que el deudor viene obligado igualmente al pago en el plazo establecido, por lo que le es exigible una actividad positiva: requerimiento al arrendador para cobro de las rentas o para designar lugar donde pagarlas, ofrecimiento de pago mediante giro postal, consignación judicial... Ninguna actitud tendente al cumplimien
to de la obligación se ha puesto de manifiesto por parte de los arrendatarios, y aunque el arrendador haya obrado con pasividad tampoco consta que se haya opuesto al pago o lo haya dificultado de algún modo: un giro postal al domicilio designado en el contrato hubiera podido ser suficiente -incluso deduciendo los gastos que el giro hubiera supuesto-. Además, presentada la demanda y citados los demandados, no se efectúa la consignación hasta el mi

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados