CARGANDO...

AP Lugo, Sec. 1.ª, 26/2012, de 4 de enero

SP/SENT/659788

Recurso 907/2011. Ponente: JOSE MARIA MORENO MONTERO.

Manifestada la voluntad del arrendador contraria a la prorroga del alquiler en tiempo, se declara la resolución del arriendo, tal y como se había pactado en el contrato 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
Primero : El fallo de la resolución objeto de recurso, datada a 9-V-11, dice: "Que estimo parcialmente la demanda interpuesta por la procuradora de los Tribunales Doña Beatriz Piñón López, en nombre y representación de Don Daniel , frente a Don Heraclio y por consiguiente acuerdo condenar a Don Heraclio a pagar a la parte demandante la suma de 3.066,74 euros y las rentas y cantidades asimiladas que se devenguen durante la tramitación de este procedimiento.==Cada parte abonará sus costas y las comunes por mitad".
Segundo : Apela de la Sentencia dicha la parte actora, quien solicita su revocación y que, en lugar de lo dispuesto en ella, se estimen íntegramente sus precedentes pretensiones en el proceso. La parte demandada se opone al recurso, al tiempo que impugna a su vez la resolución de primer grado.
Tercero : Formado el oportuno rollo, se continuó por sus trámites sin necesidad de vista.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Primero : La impugnación de la Sentencia de instancia por parte del demandado merece pronta desestimación. Se advierte en las actuaciones que el pago, que discute, de 66,74 €, de suministro de electricidad, queda suficientemente demostrado. En cuanto a la temeridad del actor aducida, a efectos de imposición de costas, por el demandado, debe descartarse, sobre todo en vista de lo que a renglón seguido se expresa y se resuelve.
Segundo : El recurso en nombre de la parte actora debe ser estimado. Procede en el caso la resolución del arrendamiento, puesto que, pese a la desaliñada y confusa redacción del rudimentario contrato suscrito por los ahora litigantes en punto a su prórroga ("y siempre que los dos estén de mutuo acuerdo y no haya mala fe de ninguna de las partes, o no haga falta, por motivo especial al arrendatario, este contrato será prorrogado de dos, en dos años indefinidamente"), es llano que, mediante burofax de 9-X-09, reiterado por otro de 14-X-09, el arrendador dejó participado al arrendatario su deseo de no prorrogar nuevamente el contrato, como se había venido prorrogando desde su celebración en mayo de 1998; de forma que, al instante de presentarse la demanda, en junio de 2010, ya había de constarle al inquilino la voluntad del propietario contraria a que, a partir de mayo de dicho año 2010, continuase la relación arrendaticia, sin que exista, ni en realidad se haya alegado, y menos aún acreditado, razón ninguna legal ni obl
igacional que se opongan a la eficacia de tal manifestación de voluntad del arrendador en contra de la prórroga, a raíz de la cual dejaba de existir el mutuo acuerdo exigido en la parcialmente transcrita cláusula para las sucesivas prórrogas, todo ello con independencia de que ciertamente, y como el Juez "a quo" subraya, no haya demostrado la parte actora su propia necesidad de la vivienda, a que había aludido dicha parte en un previo bur

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados