CARGANDO...

AP Valladolid, Sec. 1.ª, 19/2012, de 18 de enero

SP/SENT/661910

Recurso 510/2011. Ponente: FRANCISCO SALINERO ROMAN.

Al no existir pruebas objetivas con entidad suficiente de la cesión del contrato de arrendamiento de local no procede la resolución del mismo 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los antecedentes de hecho de la resolución recurrida.
SEGUNDO.- Seguido el litigio en cuestión por sus trámites legales ante el Juzgado de Primera Instancia de referencia, con fecha 30-05-2011, se dictó sentencia cuyo fallo dice así: "Que desestimando la demanda interpuesta por la Procuradora Sra. Monsalve Rodríguez, en nombre y representación de Dª Marcelina y Dª María Virtudes contra D. Rodrigo , debo absolver a éste último de los pedimentos de la demanda, y ello con expresa imposición de costas a la parte actora."
TERCERO.- Notificada a las partes la referida sentencia, por la representación de las demandantes Dª Marcelina y Dª María Virtudes se preparó recurso de apelación que fue interpuesto dentro del término legal alegando lo que estimó oportuno. Por la parte contraria se presentó escrito de oposición al recurso. Recibidos los autos en este Tribunal y personadas las partes, se señaló para deliberación, votación y fallo el día 17 de enero de 2012, en que ha tenido lugar lo acordado.
Vistos, siendo ponente DON FRANCISCO SALINERO ROMAN .
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Poco podemos y debemos añadir a los acertados argumentos tenidos en cuenta por la Juzgadora "a quo" para resolver como lo hace por lo que los hacemos nuestros en su integridad para evitar innecesarias repeticiones. La lectura del recurso de apelación evidencia que la parte apelante está atribuyendo a la Juzgadora "a quo" una errónea valoración de la prueba. En esta materia es criterio reiterado de la Sala que solo es dable revisar la labor interpretativa del Juzgador cuando es arbitraria o se aparta de elementales reglas de razón. No apreciamos esas condiciones negativas en el caso analizado. Pueden existir sospechas en las actoras de que se ha producido la cesión arrendaticia que denuncian pero no existen pruebas objetivas de la entidad suficiente para producir los importantes efectos que supone la resolución de un contrato que ha de fundarse en evidencias notorias de que ha existido la causa que la pueda fundamentar.
En este caso las actoras se apoyan en el testimonio de dos personas a los que supuestamente el demandado les alquilo el local. Pero no existe documentación que objetive esa afirmación. Y sí existe en cambio documentación de lo contrario pues una de dichas personas, llamada Arturo , aparece como empleado del demandado, relación formalizada en los contratos laborales y correspondientes altas y bajas en la T.G.S.S obrantes a los folios 25 al 31 de las actuaciones. En los folios siguientes consta la reclamación realizada por dicha persona
contra el demandado por despido nulo o en su caso improcedente y el acuerdo a que llegaron en el oportuno acto de conciliación. También aparecen justificantes de las nóminas que percibía en los folios 43 a 57. El que una persona que declaró como testigo relate que vio a Arturo entregar dinero al demandado no constituye una prueba concluyente pues no consta el concepto de la entrega y esas entregas podían estar relacionadas con las liquidaciones

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados