CARGANDO...

AP Murcia, Cartagena, Sec. 5.ª, 33/2012, de 31 de enero

SP/SENT/662659

Recurso 473/2011. Ponente: FERNANDO JAVIER FERNANDEZ-ESPINAR LOPEZ.

No queda acreditado el contrato de subarriendo, al negar la subarrendataria la validez de su firma en dicho contrato y no haberse propuesto prueba para rebatir dicha negativa 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cartagena, en los referidos autos, tramitados con el núm. 1816/09, se dictó sentencia con fecha 23 de abril de 2010 , cuya parte dispositiva desestima la demanda, imponiendo a la parte actora el abono de las costas causadas en la instancia.
SEGUNDO.- Contra dicha sentencia, se interpuso recurso de apelación por la parte demandante en tiempo y forma, que fue tramitado conforme a lo dispuesto en el art. 457 y ss de la Ley de Enjuiciamiento Civil . Y remitidos a este Tribunal, donde se formó el correspondiente Rollo de Apelación designándose Magistrado Ponente, señalándose votación y fallo.
TERCERO.- En la tramitación de ambas instancias, en el presente proceso, se han observado las normas y formalidades legales.
VISTO, siendo Ponente el Iltmo. Sr. D. Fernando Fernández Espinar López.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Ratificó la parte demandante- subarrendadora en el contrato celebrado el 1 de agosto de 2008 - en la vista del juicio celebrado el abril de 2010, la petición contenida en la demanda, referida al desahucio de la parte demandada, incrementando la cuantía solicitada en la misma en la suma de 6600 euros, alegando que eran las debidas en el momento de la vista.
Asimismo la demandante en el interrogatorio, manifestó inicialmente que el contrato estaba en vigor.
Por el contrario, en sentencia de diciembre de 2009, que fue firme en enero de 2010, se declaró el desahucio de la subarrendadora, por lo que sorprende no sólo la ratificación de la acción de desahucio en la vista del juicio, sino que en el escrito del recurso de apelación se exprese que como consecuencia de que la sentencia otorgue validez al contrato de cesión de 1 de enero de 2009, dicha resolución niegue la existencia del contrato de subarrendamiento que califica como vigente, máxime cuando fue reconocido en el juicio por la actora al minuto 8:18, que el local se encuentra arrendado en el momento de celebración del juicio, con distinto arrendatario, lo cual se acredita documentalmente, mediante contrato celebrado de fecha de 1 de marzo de 2010.
SEGUNDO.- Pese a afirmarse igualmente en el escrito de recurso, que el contrato de cesión es de dudosa procedencia, puesto que la actora no ha reconocido la que aparentemente y en opini
ón de la juzgadora de instancia es su firma, no se solicitó prueba pericial para impugnar válidamente la misma, por lo que debe confirmarse en esta alzada el criterio expuesto por la juzgadora fundamentado tanto en dicho documento, así como el aportado por la demandada, como número 3, en el que consta el abono efectuado de forma directa por el subarrendatario- ahora demandado- al arrendador, con autorización de la subarrendadora, actora en este p

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados