CARGANDO...

AP Valencia, Sec. 6.ª, 616/2011, de 23 de octubre

SP/SENT/663271

Recurso 416/2011. Ponente: MARIA MESTRE RAMOS.

La arrendadora no puede resolver el contrato en base a la falta de pago del IBI por la arrendataria cuando ella ha motivado dicho impago al no haberle justificado el importe correspondiente  
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- La Sentencia de fecha contiene el siguiente Fallo:
"Que estimando parcialmente la demanda presentada por la Procuradora DOÑA INMACULADA CARMEN SÁNCHEZ QUINTANA, en nombre de DOÑA Estibaliz y DON Romualdo , contra DOÑA Irene , no ha lugar a la resolución del contrato que se solicita, ni al desahucio. Pero sí se condena a la demandada a pagar a la actora la cifra de 2.616,91 Euros (DOS MIL SEISCIENTOS DIECISEIS EUROS CON NOVENTA Y UN CÉNTIMOS), más intereses legales desde el requerimiento extrajudicial (24-11-09), haciéndose el pago de forma prorrateada mensualmente en el curso de un año. No se hace condena en costas."
SEGUNDO.- La Sentencia dictada estableció que la parte actora presenta demanda sobre resolución de contrato de arrendamiento urbano de vivienda por falta de pago de cantidades relativas a actualización de la renta y una serie de recibos de IBI, y reclama su importe.
La demandada se opone y alega una serie de cuestiones que son previas a las cuestiones de fondo, tales son la falta de legitimación activa, la prescripción y la caducidad de la acción. Y en cuanto al fondo discute las cifras de actualización y respecto a los IBI, que no se le ha requerido de pago antes, y que no se justifica. Veamos estas cuestiones, en orden a determinar si la demanda debe acogerse, y en qué medida.
En cuanto a la excepción de falta de legitimación activa ; debe ser clarame
nte rechazada, y es una cuestión de mala fe e intento de abuso de derecho ( arts. 7 C.C. y 247 LEC .), cuando la demandada lleva pagando la renta y otros conceptos a la arrendadora durante más de diez años, y no ha dicho nada a este respecto. Es aplicable a este caso la llamada doctrina de los "actos propios" de modo indudable. El contrato es del año 1.972, y es de suponer que la arrendataria ya conocía antes a esta señora Estibaliz , com

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados