CARGANDO...

AP Huelva, Sec. 2.ª, 189/2011, de 23 de noviembre

SP/SENT/663439

Recurso 238/2011. Ponente: ANDRES BODEGA DE VAL.

Imposición de costas a la arrendataria recurrente que ha provocado el enjuiciamiento innecesario sobre la cantidad debida 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de Primera Instancia dictó sentencia el día 23 de febrero de 2011, en el juicio antes dicho, cuya parte dispositiva es como sigue: "Que SE ESTIMA ÍNTEGRAMENTE LA DEMANDA interpuesta por el Procurador D. Manuel Nogales García en nombre y representación de Carmela contra Mario , declarando resuelto el contrato de arrendamiento rústico celebrado entre las partes, condenando al demandado a dejar libre y expedita la finca " DIRECCION000 " y la huerta que linda con D. Jose Carlos y Dª Mariana , sitas en Santa Olalla de Cala (Huelva), y a pagar la cantidad de cinto cincuenta y un euros con noventa y ocho céntimos (151,98 euros), más intereses legales.
Se imponen al demandado las costas procesales causadas."
SEGUNDO.- Interpuesto recurso de apelación y admitido a trámite, el Juzgado realizó los preceptivos traslados y una vez transcurrido el plazo elevó los autos a esta Sección de la Audiencia, donde se formó rollo y se ha turnado de ponencia. La votación y fallo ha tenido lugar el día de la fecha quedando visto para sentencia.
TERCERO.- En la tramitación del recurso se han observado las prescripciones legales.
Visto, siendo ponente el/la Ilmo./a Sr./Sra. Magistrado/a D./Dña. D. ANDRÉS BODEGA DE VAL quien expresa el parecer del Tribunal.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Apela la demandada la sentencia que, tras estimar la demanda impuso la parte demandad el pago de las costas; alega que ha existido allanamiento esencial y que en todo caos la falta de claridad en la liquidación de lo debido hacía necesaria la contestación.
SEGUNDO.- Formal y materialmente ha habido oposición, pues el demandado pretendía pagar menos de lo reclamado, y así sucede que antes de la vista del juicio verbal pagó parte de lo debido, 1.020 euros frente a los 1.171,98 exigidos, y la sentencia le condena a pagar más. Luego no es por allanamiento antes del juicio por lo que la solicitada ausencia de condena en costas habría de proceder. Sucede asimismo que fue requerido para devolución de la posesión de la finca arrendada de modo expreso y con la debida antelación, y no la restituyó en su momento. Además la Sala sostiene el criterio de que el allanamiento que libra de una eventual condena al pago de las costas ha de ser hecho en principio, en juicio verbal, antes de la vista, en escrito o comparecencia unilateral, toda vez que de entender que puede esperase a la fecha de dicho acto para iniciar el alegato con esa declaración de voluntad (que ya estaría decidida con anticipación) se perjudica la finalidad esencial de él, que es la de evitar el juicio (ello sin perjuicio de que en ciertos casos pueda entenderse que surge en ese momento, el del juicio, la decisión de aceptar el alegato del actor. De lo actuado se desprende en cualquier caos
, que no hay allanamiento pleno y que la demandada ha provocado el enjuiciamiento y el debate que ha precisado de decisión contradictoria.Y dudas sobre la liquidez de lo debido no las había pues, como bien dice la sentencia, era obvio que lo reclamado quedaba por debajo incluso de lo debido según contrato, tres anualidades de arriendo. Ha sido decisión de la parte demandada pretender p

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados