CARGANDO...

Consulta DGT 0201-00, de 9 de febrero de 2000

SP/DGT/2787

Gestión del Impuesto. Obligación de retener e ingresar a cuenta. Ambito de la obligación de practicar retenciones.Si a la luz de los nuevos datos aportados, los rendimientos derivados de la actividad están sujetos a retención.

SG de Impuestos sobre las Personas Jurídicas

Normativa
Ley 43/1995 Artículo 146
Descripción
La entidad consultante tiene por objeto social el arrendamiento de estaciones de servicio de venta de carburantes y lubricantes, así como el arrendamiento de locales comerciales. En el desarrollo de esta actividad, cuenta con una persona con contrato laboral a jornada completa y con oficinas.
Cuestión
Gestión del Impuesto. Obligación de retener e ingresar a cuenta. Ambito de la obligación de practicar retenciones.Si a la luz de los nuevos datos aportados, los rendimientos derivados de la actividad están sujetos a retención.
Contestación
El artículo 146 de la Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades (en adelante LIS, publicada en el B.O.E. de 28 de diciembre de 1995) obliga, a las entidades que satisfagan o abonen rentas sujetas a este impuesto, a retener o efectuar ingreso a cuenta la cantidad que se determine reglamentariamente. El Real Decreto 2717/1998, de 18 de diciembre, por el que se regulan los pagos a cuenta en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del Impuesto sobre la Renta de no Residentes y se modifica el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades en materia de retenciones e ingresos a cuenta (B.O.E. de 19 de diciembre de 1998) da nueva redacción, en su artículo cuarenta, al artículo 56 del Reglamento del Impuesto sobre Sociedades - aprobado por Real Decreto 537/1997, de 14 de abril (B.O.E. de 24 de abril de 1997) -, y establece la obligación de practicar retención, en su apartado 1 letra a), entre otras, a las rentas comprendidas en el artículo 23 de la Ley 40/1998, de 9 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, entre las que se encuentran las procedentes del arrendamiento de bienes muebles, negocios o minas que no constituyan actividades económicas. Así pues, cuando el arrendamiento de negocio se efectúe por una entidad en el ejercicio de una actividad que, conforme a la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, deba calificarse como actividad económica, los ingresos derivados de dicho arrendamiento no estarán sometidos a retención. De acuerdo
con la Ley del IRPF, artículo 25.1, constituye actividad económica aquella que supone la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios. El apartado 2 de dicho artículo, en relación con la actividad de arrendamiento de inmuebles, considera que se realiza como actividad económica siempre que se cuente con una estructu

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.