CARGANDO...

Consulta DGT V1533-05, de 22 de julio de 2005. Vinculante

SP/DGT/5190

Si la operación descrita puede aplicarse el régimen fiscal especial del capítulo VIII del título VII del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

SG de Impuestos sobre las Personas Jurídicas

Normativa
TRLIS RD Leg. 4/2004 art. 94
Descripción
Los consultantes son tres personas físicas que participan en proindiviso en una comunidad de bienes, titular de varios inmuebles, solares y fincas rústicas que se explotan en régimen de arrendamiento. Para llevar a cabo esta actividad la comunidad cuenta con los medios materiales y humanos necesarios para su consideración como actividad económica a los efectos del artículo 25.2 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Asimismo, la comunidad lleva su contabilidad con arreglo a lo dispuesto en el Código de Comercio.Actualmente los consultantes tienen la intención de aportar la actividad que realiza la comunidad de bienes a una sociedad mercantil, con el objeto de optimizar la gestión, los recursos y reagrupar el patrimonio en una única sociedad, que no tendrá el carácter de patrimonial y estará participada por los mismos socios al 33,33%.
Cuestión
Si la operación descrita puede aplicarse el régimen fiscal especial del capítulo VIII del título VII del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.
Contestación
El Código Civil regula la comunidad de bienes en el Título III del Libro II, artículos 392 y siguientes.El artículo 392 del Código Civil dispone que hay comunidad de bienes "cuando la propiedad de una cosa o de un derecho pertenece pro indiviso a varias personas", añadiendo que la comunidad de bienes se regirá por el contrato o por sus disposiciones específicas y a falta de ellas por las prescripciones contenidas en el Código Civil.El artículo 393 se refiere a las respectivas cuotas de los partícipes en la comunidad, de tal forma que, mientras la proindivisión subsista, si bien no se puede apreciar la cuota concreta en cada momento, a cada uno de los comuneros le corresponde una cuota abstracta o ideal de la comunidad de bienes.El artículo 399 del Código Civil establece que "todo condueño tendrá la plena propiedad de su parte y la de sus frutos y utilidades que le correspondan, pudiendo en su consecuencia enajenarla, cederla o hipotecarla, y aún sustituir otro en su aprovechamiento, salvo si se tratare de derechos personales. Pero el efecto de la enajenación o de la hipoteca con relación a los condueños estará limitado a la porción que se le adjudique en la división al cesar la comunidad".Los partícipes podrán, pues, transmitir su cuota abstracta o ideal, que se concretará en la transmisión de su parte en la propiedad de la cosa o derecho perteneciente pro indiviso a varias personas. En el ámbito fiscal, el apartado 1 del artículo 94 del TRLIS establece que:"1. El régimen previsto en e
l presente capítulo se aplicará, a opción del sujeto pasivo de este Impuesto o del contribuyente del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, a las aportaciones no dinerarias en las que concurran los siguientes requisitos:a) Que la entidad que recibe la aportación sea residente en territorio español o realice actividades en el mismo por medio de un establecimiento permanente al que se afecten los bienes aportados.b) Que, una vez realizada

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.