CARGANDO...

Consulta DGT 0525-00, de 10 de marzo de 2000

SP/DGT/7006

¿Puede la entidad consultante materializar la reserva para inversiones en Canarias en la adquisición de los citados bienes?

Asesoría Tributaria

Normativa
Art. 27 Ley 19/1994
Descripción
La entidad consultante, que tributa en régimen de transparencia fiscal como sociedad de profesionales, proyecta la adquisición de inmuebles, mobiliario y equipos de oficina y ofimática con el fin de dedicarlos a sus propias oficinas para prestar los servicios propios de su actividad.
Cuestión
¿Puede la entidad consultante materializar la reserva para inversiones en Canarias en la adquisición de los citados bienes?
Contestación
Como cuestión de partida, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 27 de la Ley 19/1994, de 6 de julio, de modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, cabe señalar que las sociedades sujetas al régimen de transparencia fiscal, al ser sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades, pueden acogerse a la reserva para inversiones en Canarias, siendo el límite máximo de la reducción en la base imponible igual al 90 por 100 del beneficio obtenido en Canarias que no sea objeto de distribución, límite fijado en el apartado 2 del aludido precepto legal. Hecha esta observación inicial, la adquisición de unos bienes, en el supuesto planteado inmuebles, mobiliario y equipos de oficina y ofimática, con el fin de dedicarlos a las propias oficinas de la entidad consultante, como inversión apta para materializar las dotaciones realizadas a la reserva para inversiones en Canarias, requiere satisfacer los requisitos establecidos en el artículo 27.4 de la Ley 19/1994, esto es, tratarse de "activos fijos situados o recibidos en el archipiélago canario, utilizados en el mismo y necesarios para el desarrollo de las actividades empresariales del sujeto pasivo o que contribuyan a la mejora y protección del medio ambiente en el territorio canario". Ante la falta de concreción en el escrito de consulta sobre la naturaleza de los activos que se proyectan adquirir, cabe distinguir dos situaciones, según se trate de activos fijos nuevos o usados. En el primer supuesto, aquéllos deberán verificar l
os requisitos antedichos, esto es, ser utilizados en las Islas Canarias y ser necesarios para el desarrollo de las actividades empresariales del sujeto pasivo o contribuir a la mejora y protección del medio ambiente en el Archipiélago. Por tanto, sólo en la medida en que la actividad desarrollada dentro de su objeto social pueda considerarse una actividad empresarial, los activos adquiridos para su afectación a la misma podrán resultar aptos para

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.