CARGANDO...

Consulta DGT 0062-02, de 21 de enero de 2002

SP/DGT/854

Posibilidad de aplicar los incentivos a la inversión previstos en el régimen de estimación objetiva y, en su caso, período máximo de amortización.

SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas

Normativa
RD 214/1999, Art. 35-2
Descripción
La consultante es titular de una actividad acogida al régimen de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y al régimen especial del recargo de equivalencia del Impuesto sobre el Valor Añadido desde el inicio de la actividad en abril de 2001. La actividad la ejerce en un local que no es de su propiedad, en el que ha tenido que realizar una serie de obras de acondicionamiento, tales como albañilería, pintura, electricidad y fontanería.
Cuestión
Posibilidad de aplicar los incentivos a la inversión previstos en el régimen de estimación objetiva y, en su caso, período máximo de amortización.
Contestación
El régimen de estimación objetiva tiene previsto en el artículo 35.2 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por Real Decreto 214/1999, de 5 de febrero, que pueden deducirse, cuando la Orden de desarrollo del régimen lo prevea, las amortizaciones del inmovilizado. Así, en las respectivas Ordenes que desarrollan el régimen de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, para los años 1998, 1999, 2000, 2001 y 2002, se establece que serán deducibles las cantidades que, en concepto de amortización del inmovilizado, material e inmaterial, correspondan a la depreciación efectiva que sufran los distintos elementos por funcionamiento, uso, disfrute u obsolescencia. Para poder aplicar esta amortización, lo primero que hay que analizar es que la cantidad a amortizar provenga de un elemento de inmovilizado y que, además el mismo esté afecto a la actividad. En este sentido, es criterio contable que los gastos necesarios de acondicionamiento de un local propiedad de terceros, en el que la empresa ejerce su actividad, sean considerados como gastos del ejercicio. No obstante, se reconoce que, de acuerdo con la norma sexta de valoración del Plan General de Contabilidad, dichos gastos, cuando se hubieren producido con motivo del inicio de la actividad de la empresa o de una ampliación de su capacidad operativa y antes de que la empresa comience o reanude su actividad en el referido local, deberán registrarse como gastos de primer establecimiento e imputarse
a resultados sistemáticamente en un plazo no superior a cinco años, sin que este plazo supere, en ningún caso, el de arrendamiento. En consecuencia, al no tratarse de un elemento de inmovilizado, material o inmaterial, sino de un gasto de proyección plurianual, no son de aplicación los incentivos a la inversión previstos en las Ordenes que desarrollan el régimen de estimación objetiva. Todo lo cual, con el alcance previsto en el apartado 2 del ar

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Formación Recomendada

Productos Recomendados