CARGANDO...

AP Girona, Sec. 4.ª, 77/2018, de 12 de febrero

SP/SENT/960357

Recurso 61/2018. Ponente: ADOLFO JESUS GARCIA MORALES.

Las frases, entre otras, "no quiero hacer locuras", "no me queda nada para explotar y luego sí que llorarás, pero con razón" en un contexto de numerosas llamadas, son capaces de perturbar e intranquilizar al sujeto pasivo 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO : En la indicada resolución se dictó el Fallo que literalmente copiado es como sigue:
" DEBO ABSOLVER Y ABSUELVO a Esteban del delito de acoso, previsto y penado en el artículo 172 ter.1.1 º y 2º del Código Penal , del dleito de coacciones leves, previsto y penado en el artículo 172.2 del Código Penal , del delito de conducción temeraria, previsto y penado en el artículo 380 del Código Penal y del delito de amenazas, previsto y penado en el artículo 171.4 del Código Penal , de lo que ha sido acusado, declarando las costas de oficio.
Se alza y deja sin efecto cualquiera medida cautelar que pudiera haberse adoptado durante la instrucción de la presente causa"
SEGUNDO : El recurso contra la mencionada sentencia se interpuso en tiempo por el MINISTERIO FISCAL, contra la Sentencia de fecha 21-6-17 , con los fundamentos expresados en el escrito en que se deduce el mismo.
TERCERO : Se han cumplido los trámites establecidos en el artículo 790 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal .
CUARTO : Se aceptan los hechos probados de la sentencia impugnada.
QUINTO : En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO : Se alza la parte recurrente frente a la resolución de la instancia sobre la base de un solo motivo como es el de la tipicidad de los hechos probados que son constitutivos de un delito de coacciones, y subsidiariamente nulidad de la resolución de la instancia por emplear una motivación absolutamente inadecuada.
El recurso merece prosperar
En el caso que nos ocupa el Juzgador ha considerado que no se produce el delito de coacciones, después de desdeñar la concurrencia de un delito de acoso porque no se acreditaba una grave afectación al desarrollo de la vida cotidiana, porque tampoco se acreditaba que le hubiera impedido hacer o se le hubiera obligado a realizar una conducta en contra de su voluntad, más allá de sus propias manifestaciones.
Desde luego la tipicidad que reclama el MINISTERIO FISCAL relativa al delito de coacciones no puede deducirse de que en un lapso de tiempo de cierta relevancia, como es el de algo más de un mes una persona remitiera a otra 62 mensajes de texto y 138 llamadas telefónicas, dado que aunque el número de las comunicaciones realizadas, intentadas o conseguidas, no es el dato fundamental para saber si existe o no un delito coaccionante, pues se desconoce el horario de dichas comunicaciones, su contenido aproximado, su continuidad en el tiempo. Es evidente que el mero número de las comunicaciones puede conseguir el efecto coaccionante en ciertas ocasiones, como por ejemplo cuan
do son realizadas en horario laboral o escolar y se impide tanto el trabajo como el estudio, o son realizadas por la noche impidiendo el sueño; pero en la gran mayoría de las ocasiones el efecto coaccionante vendrá dado por aquello que se pretende obligar a hacer a través de la comunicación. Ninguno de estos apartados de trascendencia se expone más allá de la escasa fundamentación a la que nos hemos referido en el párrafo precedente.<div cl

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Penal y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados