CARGANDO...

AP Cádiz, Sec. 2.ª, 33/2008, de 3 de marzo

SP/AUTRJ/172134

Recurso 3/2008. Ponente: ANTONIO MARIN FERNANDEZ.

Obligación personal como avalista del firmante en el anverso de pagaré 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Formulado recurso de apelación ante el Juzgado de 1ª Instancia nº 2 de El Puerto de Santa María por la representación procesal de la entidad reseñada contra el auto dictado el día 20/octubre/2007 por el meritado Juzgado en el procedimiento civil nº 548/2007, se tramitó en forma ante el referido Juzgado, con la oposición de los apelados, y una vez concluso se elevó a la Audiencia Provincial, formándose el oportuno Rollo.
SEGUNDO.- Reunida la sala al efecto en el día de hoy, se deliberó y votó la resolución que se dirá.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
UNICO.- El recurso debe ser estimado. Sin perjuicio de admitir que la resolución inicial del Juzgado, ahora recurrida, era correcta por cuanto de la mera presentación del título no se seguía obligación cambiaria alguna para el Sr. Benedicto, la aportación junto con el escrito de interposición del recurso del contrato causal de suministro de fecha 20/junio/2006 viene a aclarar las cosas.
Sabido es que el acceso al Juicio Cambiario presupone la existencia de una relación cambiaria válida de la que resulte obligado el demandado, como así se deriva de lo dispuesto en el art. 819 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil . Siendo ello así, resulta que en el título que se esgrime quien aparece como firmante del pagaré, y por tanto obligado cambiario principal, es la entidad Capdevilla Valle Congresos y Espectáculos S.L. Y es ello lo que se deriva del propio título, amén de estar reconocido por la actora en su demanda -quien demanda Don. Benedicto como avalista del obligado principal- y estar pactado así en el contrato causal aportado con el recurso.
Dicho esto, también habrá de reconocerse que el citado Don. Benedicto no solo, que también, adquiere la condición de avalista en el contrato causal, sino que se constituye también en avalista personal del crédito cambiario asumido por la entidad a la que representa. Bastará decir al respecto que la Ley Cambiaria y del Cheque al disciplinar el pagaré en su art. 96 remite, en lo
que aquí interesa, a las disposiciones que regulan el aval en el cheque (arts. 35 a 37 Ley Cambiaria y del Cheque) resultando que, a pesar que el art. 36 in fine disponga que "no producirá efectos cambiarios el aval en documento separado" exigiendo el texto legal que el aval se contenga en el pagaré o en su suplemento -razón por la cual el aval contenido en el contrato causal carece de efectos cambiarios-, el propio art. 36 de la Ley Cambiaria y

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.