CARGANDO...

AP Barcelona, Sec. 15.ª, 188/2008, de 9 de mayo

SP/AUTRJ/174095

Recurso 588/2007. Ponente: BLAS ALBERTO GONZALEZ NAVARRO.

Se admite prueba en contrario del conocimiento de embarque de mercancias en transporte maritimo al no corresponderse con el real  
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Con fecha 30 de enero de 2007 se dictó por el Juzgado de 1ª Instancia nº 38, aclarado mediante auto de 5 de marzo de 2007 , cuya parte dispositiva es del tenor siguiente:
"Fijar en 94.417''67 euros la cantidad en que debe ser indemnizada MECALUX. Todo ello sin especial pronunciamiento en cuanto a las costas de este incidente."
SEGUNDO.- Contra el Auto mencionado se interpuso recurso de apelación en nombre y representación de TRANSUNIÓN S.A, representada ante este Tribunal por el Procurador D. Jaime Romeu Soriano y defendida por el Letrado D. Albert Prats Ribas, del que se dio traslado a la ejecutante MECALUX S.A, representada por la Procuradora Dña. Belén Domínguez Romagosa y defendida por el Letrado D. José Juan Cerón López, que se opuso al recurso, tras lo cual se elevaron los autos a esta Sala previo emplazamiento de las partes. Comparecidas las mismas, se siguieron los trámites legales. La votación y fallo del recurso se señaló para el día 16 de abril de 2008.
Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. BLAS ALBERTO GONZÁLEZ NAVARRO.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- El auto dictado por el Juzgado a quo, una vez delimitada su verdadera naturaleza mediante el auto aclaratorio de 5 de marzo de 2007 , que declaró la nulidad de todo lo que excedía de aquélla, ha fijado, al amparo del artículo 716 de la LEC , la suma en la que debe ser indemnizada la ejecutante, MECALUX S.A, en cumplimiento del fallo de la sentencia firme objeto de atención, que contenía un pronunciamiento resarcitorio ilíquido, derivado de la aplicación de los límites de responsabilidad del porteador marítimo establecidos por las Reglas de La Haya-Visby. La ejecutada, TRANSUNIÓN S.A, sin embargo, discrepa del cálculo efectuado para liquidar la suma fijada por el auto (94.417''67 euros), por entender incorrecto que esta cantidad se obtenga según los pesos reales de los contenedores afectados por el siniestro, como ha hecho el auto recurrido, debiendo por el contrario obtenerse de acuerdo con el peso que figura en la literalidad del conocimiento de embarque, sensiblemente inferior. A ello se opone la ejecutante, que entiende además que el recurso es inadmisible, al no controvertir la ejecutada el peso de los contenedores cuando interesaba la aclaración del auto ahora recurrido, además de formalizar su recurso contra el auto aclaratorio y no contra el aclarado.
SEGUNDO.- La cuestión que las partes han trasladado a la segunda instancia es, estrictamente, la de si el cálculo de los límites de responsabilidad del artículo 4.5 del Convenio de Bruselas de 1924 debe hacerse
ineludiblemente sobre los pesos que se hicieron figurar en el conocimiento de embarque, o si su literalidad admite prueba en contrario. Lo cierto es, sin embargo, que esta cuestión se ha visto ensombrecida por otras perfectamente prescindibles: así, las manifestaciones que contiene el recurso en su primera alegación, discutiendo en esta sede cuáles eran sus funciones en el transporte marítimo, lo que se le puede exigir y lo que no, acudiendo inc

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.