CARGANDO...

AP Pontevedra, Sec. 1.ª, 408/2003, de 13 de noviembre

SP/SENT/107624

Recurso 192/2003. Ponente: MARIA BEGOÑA RODRIGUEZ GONZALEZ.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 DE Vilagarcía, con fecha 17 de marzo de 2003, se dictó sentencia cuyo fallo textualmente dice:
"QUE DESESTIMANDO TOTALMENTE LA DEMANDA interpuesta por el procurador Dña MARIA LUISA RENDO, en nombre y representación de JOSYBEN S.L., contra AIBASA Y PEUGEOT ESPAÑA S.A., debo declarar y declaro no haber lugar a imponer a las demandadas el pago de cantidad alguna en concepto de responsabilidad contractual, por no haber quedado acreditado en el Juicio, relación de causalidad alguna entre el actuar de las demandadas y los daños denunciados.
Todo ello con expresa imposición a la parte actora, de las costas causadas en esta instancia.".
SEGUNDO.- Contra dicha sentencia, por la procuradora Sra. Rendo Couto, en nombre y representación de JOSYBEM, S.L, se interpuso recurso de apelación que fue admitido en ambos efectos, por lo que se elevaron las actuaciones a esta Sala y se señaló el día 13 de noviembre para la deliberación de este recurso.
TERCERO.- En la tramitación de esta instancia se han cumplido todas las prescripciones y términos legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- En virtud del precedente recurso por la apelante Josybem, S.L. se pretende la revocación de la sentencia dictada en los autos de Juicio Ordinario nº 267/02 del Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Vilagarcía de Arousa alegando error en la apreciación de la prueba porque como compradora de un vehículo desde el primer momento y en período de garantía se quejó de que perdía agua del radiador exageradamente sin que le hubieran dado solución a su problema sino que al contrario le permitieron circular lo que aumentó el daño en el vehículo. Que por aplicación de la ley de los consumidores y usuarios rige la inversión de la carga de la prueba. Las costas no se le debieron haber impuesto porque existen dudas de hecho o de derecho.
El recurso lo impugna Peugeot España S.A. alegando que la actora achaca los defectos del vehículo a una mala reparación y la responsabilidad de la marca por la vía del Art. 1903, esto es por los vínculos existentes entre ellos que en el caso no existen. Las hipotéticas averías se produjeron después de agotado el plazo de garantía sin que además se haya probado que se trató de un defecto de fabricación en ningún momento, sino que el gripaje del motor se produjo debido a un calentamiento del motor del que no se avisó a tiempo ni en la primera revisión del mes de mayo de 2001 ni tampoco en el octubre siguiente. Por último que la actora no es consumidora a efectos legales porque incorporó el vehículo a su proceso productivo.

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.