CARGANDO...

AP Valencia, Sec. 7.ª, de 2 de febrero de 2004

SP/SENT/113612

Recurso 777/2003. Ponente: María Ibáñez Solaz.

En el momento de la carga y la estiba de la mercancía ya se observaron diversos daños en ésta 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
Los daños no se han cuantificado suficientemente y no se ha probado la causalidad por lo que el recurso no puede prosperar 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- En dichos autos y en la fecha citada se dictó Sentencia cuya parte dispositiva es como sigue: "Que desestimando la demanda interpuesta por el Procurador Sr. Mora Vicente, en nombre y representación de Zurich España Compañía de Seguros y Reaseguros S.A. contra la mercantil Marcrespo S.L, debo absolver y absuelvo a ésta de las pretensiones contra la misma formuladas, imponiendo las costas causadas en este juicio a la parte actora."
SEGUNDO.- Contra dicha Sentencia, por Zurich España Compañía de Seguros y Reaseguros S.A. se preparó y formalizó recurso de apelación mediante el que solicitaba su revocación y la estimación de su demanda, y al que se opuso la parte contraria. Se remitieron los autos a esta Audiencia, correspondiendo a esta Sección, donde se señaló el día 21-1-2003 para la deliberación y votación, tramitándose el recurso con observancia de las formalidades legales en materia de procedimiento.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Por la aseguradora actora se dedujo acción contra la mercantil demandada en reclamación de la cantidad que la misma había satisfecho a su asegurada por los daños que presentaban las mercancías transportadas por la demandada a su llegada a Sagunto en marzo de 1999 y que en virtud del seguro concertado tuvo que satisfacer, subrogándose en los derechos que a la misma asistían.
La sentencia desestima la demanda por considerar que el documento aportado como conocimiento de embarque carecía de los requisitos legales, y además y en todo caso se había destruido la presunción iuris tantun que el conocimiento podía otorgar, sin que la actora hubiese probado que los daños eran imputables a la empresa transportista.
Por la vía de su recurso la actora insiste en sus iniciales pretensiones de estimación de la demanda con los argumentos que expone en su escrito, que en esencia viene a ser el olvido por el juzgador de los daños agravados, falta de aplicabilidad de la ley de trasporte marítimo de 1949, por no constar que Marruecos hubiese suscrito dicho convenio, y en su caso aunque resultase aplicable, la improcedencia de exonerar de responsabilidad al transportista, por producirse los daños por la mala estiba de las mismas y ser ello de su exclusiva responsabilidad, habiéndose infringido el Art. 709 del C de C. de Comercio.
La demandada apelada defiende la tesis de la sentencia.
SEGUNDO.-
En primer lugar dar por reproducidos los argumentos de la sentencia en orden a la desestimacion de la excepción de falta de legitimación pasiva planteada por la demandada.Tras ello y a la vista de los argumentos expuestos por las partes debemos comenzar analizando la procedencia o no de aplicar al presente caso Ley de 22 diciembre 1949, que unifica reglas para los conocimientos de embarque en los buques mercantes.

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.