CARGANDO...

AP Sevilla, Sec. 8.ª, 309/2007, de 3 de septiembre

SP/SENT/151984

Recurso 4183/2007. Ponente: JOSE MARIA FRAGOSO BRAVO.

La responsabilidad civil, que es siempre frente a terceros, incluida en la póliza que cubre la vivienda no debe confundirse con el seguro contra daños propios 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia nº 25 de Sevilla se dictó sentencia de fecha 1/3/07 , que contiene el siguiente FALLO:
"Que estimando sustancialmente la demanda deducida por el Procurador D. Manuel Pérez Espina en nombre y representación de Caser, Caja de Seguros Reunidos contra D. Benito , Dª Regina y Winterthur, Seguros Generales S.A. he de condenar y condeno a éstas que solidariamente indemnicen a la parte actora en la cantidad de 75.759,71 € con los intereses a que se refiere el fundamento jurídico cuarto de esta resolución y al pago de las costas del procedimiento."
SEGUNDO.- Notificada a las partes la resolución de referencia, se interpuso recurso de apelación contra ella, el cual se preparo e interpuso por escrito en tiempo y forma ante el Juzgado "a quo", dándose traslado del mismo a la otra parte que presento escrito de oposición , ordenándose la remisión a este Tribunal de los autos, que una vez recibidos se registraron y designo ponente, señalándose deliberación, votación y fallo.
TERCERO.- En la tramitación de este recurso se han observado las formalidades legales
CUARTO.- Siendo Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado Don JOSÉ MARÍA FRAGOSO BRAVO.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Los recursos interpuestos deben ser rechazados, toda vez que la sentencia recurrida resuelve y fundamenta prácticamente todos y cada uno de los argumentos y motivos esgrimidos en esta alzada, pudiendo en este caso acudirse al expediente de dar por reproducidos los fundamentos de la sentencia recurrida como fundamento de esta sentencia.
SEGUNDO.- Así las partes recurrentes se empeñan en alegar error en la valoración de la prueba, cuando no existe ningún error y lo que se intenta atacar es la valoración jurídica realizada en la sentencia recurrida de los hechos acreditados. Por los dueños del piso donde se originó el incendio se intenta motivar su recurso en el hecho de que no existen pruebas de cual fue la causa concreta del incendio, sin embargo dicho argumento a quien perjudica es precisamente a los recurrentes, porque lo que si está admitido y perfectamente acreditado es que el incendio se originó en su vivienda y de ahí se propagó a la oficina asegurada por la parte actora, lo que determina en principio como magistralmente se expone en la sentencia recurrida, que exista una presunción de que el responsable del incendio es el titular de la vivienda donde se origina, salvo que éste pruebe y acredite puntualmente que se produjo por fuerza mayor ajena a su actuación tanto por acción como por omisión, y si los propios recurrentes afirman que no se puede acreditar cual es la causa concreta del incendio y es a ello a quien correspondía acreditar
que el mismo se produjo por fuerza mayor ajena a su intervención, por acción o por omisión, la conclusión no puede ser otra sino que ellos son los responsables del incendio y de los daños causados en la oficina limítrofe.TERCERO.- Igual ocurre con la alegación por parte de la compañía recurrente, que pretende no cubrir la responsabilidad civil de sus asegurados, pretendiendo que como e

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.