CARGANDO...

AP Valladolid, Sec. 1.ª, 20/2008, de 25 de enero

SP/SENT/159550

Recurso 478/2007. Ponente: FRANCISCO SALINERO ROMAN.

Está perfectamente definido y delimitado en el clasulado del contrato de seguro suscrito por las partes, qué es lo que asegura y constituye el seguro 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los antecedentes de hecho de la resolución recurrida
SEGUNDO.- Seguido el litigio en cuestión por sus trámites legales ante el Juzgado de Primera Instancia de referencia, con fecha 13-07-07, se dictó sentencia cuyo fallo dice así: "Desestimo la demanda presentada por D. Alberto o contra GES SEGUROS Y REASEGUROS S.A
Las costas se imponen a D. Alberto o"
TERCERO.- Notificada a las partes la referida sentencia, por la representación del DEMANDANTE, D. Alberto o se preparó recurso de apelación que fue interpuesto dentro del término legal alegando lo que estimó oportuno. Por la parte contraria se presentó escrito de oposición al recurso. Recibidos los autos en este Tribunal y personadas las partes, se señaló para deliberación, votación y fallo el día 22-01-08, en que ha tenido lugar lo acordado
Vistos, siendo ponente el ILMO. SR. D. FRANCISCO SALINERO ROMAN
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La lectura de los autos y del recurso pone de relieve que la discusión se centra en determinar si la cámara de video y su funda cuya indemnización no ha sido atendida por la aseguradora puede considerarse como bien destinado y dedicado a la actividad desarrollada en el local asegurado y por tanto comprendido en los bienes asegurados que constituyen el objeto del seguro según la póliza suscrita entre las partes. Que ello es así lo ponen de relieve las propias alegaciones del recurrente de que se utilizaba para grabar en el local actuaciones de karaoke de los clientes a los que luego se les facilitaba una copia. Tal circunstancia no fue mencionada en la demanda para justificar la consideración de la cámara como bien incluido en el seguro pese a que el actor ya conocía el rechazo de la demandada por tal objeto, e introducida en el acto del juicio al declarar el recurrente, socio y administrador del negocio. Con acierto razona el Juzgador, y sus conclusiones solo podemos calificarlas de ajustadas a la lógica, que ninguna prueba existe de que el bar del recurrente fuese de aquellos en que se realizan actuaciones de karaoke ni que estuviese catalogado ni registrado administrativamente como tal. Por tanto es consecuente su decisión de no estimar que tiene la condición de bien asegurado a los efectos de la póliza contratada
Arguye el recurrente que la cláusula 3. 2 2 de la póliza ha de considerarse como limitativa de los derechos del asegurado y no d
ebe surtir efectos por no haber sido aceptada. En definitiva está denunciando que no se acomoda a las exigencias del art. 3 de la ley del contrato de seguro. Dicho alegato debe ser desechado pues la cláusula citada es un claro y palmario ejemplo de cláusula definidora o delimitadora de qué es lo que asegura y constituye el objeto del seguro. Precisamente el apartado 3 lleva la rúbrica de bienes asegurados dentro de la primera parte dedicada a pla

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.