CARGANDO...

AP Cádiz, Sec. 2.ª, 205/2007, de 16 de julio

SP/SENT/169549

Recurso 274/2007. Ponente: MANUEL DE LA HERA OCA.

Inexistencia de responsabilidad del dueño de un becerro que causa accidente al ostentar la posesión del mismo el transportista 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO. Por el Juzgado de Primera Instancia de Puerto Real Número Dos se dictó Sentencia el día 24 de Enero de 2007 por el citado Juzgado en el Juicio Ordinario número 291/2005, en cuya Resolución se contenía el siguiente Fallo:
"Que desestimo íntegramente la demanda interpuesta por el Procurador Luis Hortelano Castro, en representación de MAPFRE, contra Daniel Carlos José y CAHISPA representados por la Procuradora Aurora Abadía Pérez y el Procurador Angel Morales Moreno, y debo condenar y condeno Daniel al pago de 6760''80 euros y a los intereses legales correspondientes y a las costas causadas."
SEGUNDO.- Notificada la sentencia a las partes, por la representación procesal de Don Daniel se interpuso recurso de apelación, que fue impugnado, tras de lo cual se recibieron las actuaciones en la Audiencia Provincial, se formó el oportuno Rollo para conocer del recurso y, personadas las partes, se procedió a la celebración de vista, que tuvo lugar el día 5 del actual.
TERCERO.- Verificado lo anterior, oídas las partes por su orden, previa deliberación y a propuesta del Ponente, se acordó la resolución que se expresará.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO. En el presente caso, se objeta por el demandado condenado en la anterior instancia el hecho de no ser él poseedor del becerro causante del accidente, ya que, aun siendo su propietario, había encargado al codemandado Don Carlos José su transporte desde una población de la zona de La Janda hasta el corral donde ejercían sus actividades el apelante y su socio Don Fernando, dándose la circunstancia de que el citado becerro aún no había sido entregado por el citado transportista al no haberlo hecho bajar de la caja del camión para hacerlo entrar a través de la "manga" o callejón de embarque y desembarque que, desde la vía pública, donde estaba el camión, se comunica con el interior de la explotación; Incluso la huida del becerro fue tras recibir un golpe con una pica eléctrica manejada por el transportista, que hizo que el animal se revolviera y, en vez de salir por la trasera del camión, se escapara saltando por su parte anterior, por encima de la cabina, saltando a l camino y perdiéndose de vista rápidamente, poco antes de que Don Daniel llegara al lugar de los hechos, a donde se dirigía en su coche desde su domicilio. La prueba practicada en las actuaciones favorece la tesis del apelante, en el sentido de que, hallándose el camión en la vía pública junto al dispositivo de descarga de los animales, el becerro de autos salta por el lado contrario de la caja, por encima de la cabina, al ser azuzado directamente con una puya o pica eléctrica manejada por el transportista Don Carlos José; así lo asevera
de manera concluyente Don Fernando en su declaración testifical, que se entiende más creíble que la de Don Carlos José, persistente en su negativa, al hallarse éste demandado en el proceso y carecer de responsabilidad alguna Don Fernando al no ser suyo el becerro citado ni haber sido llamado a juicio por ninguna de las partes.SEGUNDO.- Establecida tal base fáctica hay que partir de que, con precedentes remotos en

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.