CARGANDO...

AP Santa Cruz de Tenerife, Sec. 1.ª, 281/2008, de 23 de junio

SP/SENT/176611

Recurso 47/2008. Ponente: JOSE RAMON NAVARRO MIRANDA.

Procedencia de erjercitar acción cambiaria frente a firmante de pagaré: Inexistencia de falta de legitimidad pasiva al no constar antefirma  
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- En los autos indicados la Iltma. Sra. Magistrado Juez Dña. María Teresa Luarca Gómez, dictó sentencia el dos de noviembre de dos mil siete , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente:
"FALLO: que desestimo íntegramente la oposición cambiaria formulada por la representación de D. Baltasar frente a Tirsons, S.L. e impongo al Sr. Baltasar el abono de las costas causadas."
SEGUNDO.- Notificada la sentencia a las partes en legal forma, por la representación de la parte demandada, se preparó recurso de apelación, se interpuso el mismo, evacuándose el respectivo traslado, formulando oposición, remitiéndose seguidamente las actuaciones a esta Sección.
TERCERO.- Iniciada la alzada y seguidos todos sus trámites, se señaló día y hora para la votación y fallo, que tuvo lugar el día 17 de junio de 2008.
CUARTO.- En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Ejercitada por la entidad actora acción cambiaria con base a pagarés firmados por el demandado, éste opuso en la instancia su falta de legitimación pasiva manteniendo no haber sido demandada la entidad en cuya representación fueron firmados los pagarés de cuya ejecución se trata. Desestimada en la sentencia de instancia la oposición formulada, se alza la parte ejecutada insistiendo en la prosperabilidad de dicha excepción.
SEGUNDO.- Pues bien, al respecto se ha de significar que la persona que emite el pagaré, denominada firmante (art. 94.7 LCCH ), es aquella que promete pagar la cantidad expresada en el título en una fecha determinada. Actúa, al mismo tiempo, como librado y como librador, en la terminología de la letra de cambio, y en definitiva, como señala la resolución impugnada, asume la obligación cambiaria principal en virtud de la mera declaración o firma del efecto, respondiendo de forma directa y sin necesidad de aceptación, de tal suerte que de conformidad con el art. 97 de la citada Ley Cambiaria , el firmante de un pagaré queda obligado de igual manera que el aceptante de una letra de cambio. Esta equiparación, respecto a la obligación cambiaria, entre el firmante del pagaré y el aceptante de la letra, junto con la aplicación al pagaré del régimen jurídico relativo a la letra de cambio, y en particular del art. 9 de la citada Ley (art. 96 Ley Cambiaria ), hace que el tenedor del título pueda ejercitar contra el firmante la acción cambiaria directa para
reclamar su importe, sin que éste pueda oponer eficazmente su mera condición de apoderado o representante de un tercero, si la misma no se hace constar expresamente en la antefirma.En este sentido, el art. 9 de la Ley Cambiaria y del Cheque, al igual que su antecedente legislativo, el art. 447 C.Com ., exige que en las declaraciones cambiarias por medio de representante o mandatario se manifieste claramente el car

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.