CARGANDO...

AP Albacete, Sec. 2.ª, 143/2008, de 8 de julio

SP/SENT/424950

Recurso 35/2008. Ponente: MARIA DE LOS ANGELES MONTALVA SEMPERE.

Concurrencia de culpas: la práctica de la equitación supone la aceptación por el jinete de una serie de riesgos  
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el mencionado Juzgado se dictó Sentencia de fecha 08 de Octubre de 2.007 cuya Parte dispositiva es del tenor ya reflejado.
SEGUNDO.- Sustanciado y seguido el presente Recurso por sus trámites en virtud de apelación interpuesta por el demandante, en el escrito, se interesó la revocación de la Sentencia apelada, dictándose otra en los términos interesados.
Se acordó tener por interpuesto el mismo, con traslado a la contraparte que se opone.
TERCERO.- Recibidas las actuaciones en ésta Audiencia, Sec. 2ª, con fecha 21 de Abril de 2008 se dicta Providencia en cuya virtud se designa Magistrada Ponente y con fecha 28 de Abril se dicta otra señalando fecha para Votación y Fallo: 26-05-2008, y tras su deliberación quedó el Recurso pendiente de su Resolución, respetando todas las prescripciones legales aplicables en la alzada excepto el plazo para dictar Sentencia por existir asuntos de índole penal y tramitación preferente.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de 1ª Instancia de ALCARAZ, se dictó la Sentencia de autos con el Fallo reflejado en anteriores ordinales, desfavorable para la parte demandante-apelante.
Frente a la misma, se interpone Recurso de apelación fundamentando su disconformidad en esencia, en los siguientes Motivos: Errónea valoración de la prueba, por lo que se considera que con revocación de la Sentencia, debe estimarse la demanda y concurriendo la responsabilidad y relación de causalidad invocada debe indemnizarse a la demandante en 53. 218 € más los intereses legales del artículo 20 de la LCS a contar desde la fecha del siniestro: 03 de Abril de 2005.
SEGUNDO.-Funda su resolución desestimatoria el Juzgador a quo en la inexistencia de intervención causal de terceros en el resultado lesivo y en esencia, se apoya en la doctrina jurisprudencial del riesgo dada la actividad ejercitada--equitación-- por lo que la víctima asume ese peligro por la índole de la tarea realizada, suponiendo la práctica de la equitación la aceptación por parte del jinete de los riesgos que pueden sobrevenir, siempre que el caballo se haya entregado en condiciones que no intensifiquen el riesgo , las cuales no concurren a su juicio en el caso resuelto -actualmente revisado- definiendo además las características del caballo en general, como animal del que puede esperarse una reacción no deseada correspondiendo a quien lo monta controlarlo en todo momento.

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.