CARGANDO...

AP Murcia, Sec. 2.ª, 16/2008, de 17 de enero

SP/SENT/425067

Recurso 197/2007. Ponente: ALVARO CASTAÑO PENALVA.

Nulidad de cláusula impuesta por vendedor en relación a contrato privado de compraventa  
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de instancia citado dictó con fecha 15 de marzo de 2007 en los autos principales de los que dimana el presente Rollo, la sentencia cuya parte dispositiva, transcrita en lo que interesa, dice así: "FALLO: Que estimando íntegramente la demanda interpuesta por Dª Salvador contra Construcciones La Vid S.A., debo condenar y condeno a la parte demandada a pagar a la parte actora la suma de cuatrocientos ochenta y seis euros con ochenta y un céntimos de euro (486,81 euros), así como los intereses legales de dicha cantidad desde la interposición de la demanda y las costas del proceso".
SEGUNDO.- Contra la anterior sentencia, en tiempo y forma, la representación de Construcciones La Vid, S. A., interpuso recurso de apelación, del que se dio traslado a Dª Salvador , oponiéndose. Posteriormente se remitieron los autos originales a esta Audiencia en la que se formó el oportuno Rollo por la Sección Segunda con el núm. 197/07 , donde se personaron ambas partes, con la representación citada en el encabezamiento. Por providencia de 1 de octubre de 2007 se señaló la deliberación, votación y fallo del recurso para el 16 de enero siguiente, en que ha tenido lugar.
TERCERO.- En la sustanciación de ambas instancias se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan y dan por reproducidos los de la sentencia de instancia.
PRIMERO.- Se acoge en la instancia la pretensión de la demandante (compradora) de que se condene a la mercantil demandada (vendedora) a abonarle todos los gastos que ha conllevado para la primera la cancelación de la hipoteca que en el momento de otorgarse la escritura de compra de la vivienda gravaba ésta. Se razona que la cláusula que preveía el contrato en tal sentido iba dirigida, en general, a autorizar a la demandada a concertar préstamos hipotecarios en relación con la promoción, pero no hace mención a que hubiera de soportar los gastos de cancelación de aquéllos, ello unido a que la misma, de interpretarse en el sentido defendido por la parte demandada, sería nula por abusiva, conforme al apartado 22 de la Disposición Adicional Primera de la Ley 26/84 General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y el Real Decreto 515/89 .
Frente a lo anterior, la condenada insiste ante esta alzada en que en el contrato privado se estipula que la forma de pago del precio era en parte (57.120 €) mediante subrogación en la hipoteca (cláusula 3ª ), siendo la propia compradora la que en el contrato solicita de la vendedora que concierte y formalice con la Caja de Ahorros del Mediterráneo un préstamo (cláusula 6ª ), asumiendo el pago de los intereses desde que se suscriba la escritura pública (cláusula 10ª ) y todos los gastos de la escritura de subrogación de la hipoteca (cláu
sula 11ª ). Por tanto, al estar pactado, ha de cumplirse en sus términos. Aduce también que el clausulado no es abusivo porque fue convenido de forma individual con la compradora, citando jurisprudencia que, a su entender, lo avala.SEGUNDO.- La Sala no comparte el recurso. El momento en que el adquirente puede y debe decidir si le interesa concertar una hipoteca para el pago del precio es en

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.