CARGANDO...

AP Barcelona, Sec. 15.ª, 104/2009, de 30 de marzo

SP/SENT/479294

Recurso 160/2008. Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO.

El laudo arbitral será considerado nulo cuando las partes no consintieran expresamente su sometimiento al arbitraje en caso de conflicto 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO: La parte dispositiva del LAUDO impugnado es del tenor siguiente:
"1º Declaro que la mercantil DECORACIÓN DE FACHADAS, S.L. ha incumplido las prestaciones del contrato suscrito con TOT TELEFONIA 2000, S.L., debiendo satisfacer a TOT TELEFONIA 2000, S.L. en concepto de daños y perjuicios causados por dicho incumplimiento la cantidad de 1.563,68 euros..."
SEGUNDO: Contra el anterior laudo se interpuso acción de anulación por las representación de DECORACIÓN DE FACHADAS, S.L. mediante escrito motivado que fue impugnado por la contraparte, tras lo cual se siguieron los trámites legales y tuvo lugar la celebración de la vista pública el día 25 de febrero de 2009, con el resultado que obra en la precedente diligencia.
TERCERO: En la tramitación del presente recurso se han observado todas las formalidades legales.
Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. IGNACIO SANCHO GARGALLO
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO: El laudo arbitral recurrido fue dictado por un árbitro designado por la ASOCIACIÓN EUROPEA DE ARBITRAJE DE DERECHO Y DE EQUIDAD (AEADE), y en él se condena a la parte que como usuario suscribió con la operadora TOT TELEFONIA 2000, S.L. un contrato de alta en línea de telefonía móvil, con obligación de mantener la línea contratada por determinado plazo de tiempo, al pago de cierta suma en concepto de perjuicios ocasionados por su incumplimiento, así como al abono de las costas del procedimiento arbitral, los honorarios del árbitro y otros derivados.
La anulación del laudo se fundamenta en la inexistencia de convenio arbitral, porque en el contrato firmado por las partes no existe una cláusula independiente aceptando el arbitraje, ni tampoco una renuncia expresa al fuero que pudiera corresponderle. Insiste el impugnante que lo que se incluyó en el contrato, que era de adhesión, fue una cláusula prestablecida, que no podía discutirse, de tal manera que no existía forma de excluirla. Añade la demanda que la cláusua es abusiva, pues infringe el art. 10 bis LGDCU y su disposición adicional 26 . Finalmente, en el apartado de fundamentos de derecho, la demanda encaja los motivos de anulación en los apartados a) y f) del art. 41.1 de la Ley de Arbitraje , esto es en que no existe convenio arbitral o es nulo, y en que el laudo es contrario al orden público, pues entre otras razones afecta al principio de imparcialidad.
SEGUNDO:

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados