CARGANDO...

AP Barcelona, Sec. 15.ª, 39/2010, de 22 de febrero

SP/SENT/508164

Recurso 725/2008. Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO.

La denuncia de incongruencia del laudo en relación con la prueba prácticada, esta vedada para la justicia mercantil al no encuadrarse dentro de los motivos de orden público 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO: El Laudo dictado por la Junta Arbitral de Transports contiene la siguiente resolución: "Estimar parcialment la reclamació presentada per SPARBER TRANSPORT, S.A., reconeixent el seu dret a percebre de CALEFACCIONES INDUSTRIALES SCHULTE la quantitat de dos mil cinc-cents seixanta-u euros amb vuitanta cèntims (2.561,80.- euros)".
SEGUNDO: Tramitación de la demanda de anulación
Contra el referido laudo se ejercitó una acción de anulación por la representación de CALEFACCIONES INDUSTRIALES SCHULTE, mediante escrito motivado del que se dio traslado a la demandada, quien contestó oponiéndose a la anulación. A continuación se señaló para la celebración de la vista el día 14 de octubre de 2009, que no pudo realizarse por imposibilidad de una de las partes, lo que dio lugar a que se volviese a señalar otro día para la vista, el 27 de enero de 2010.
TERCERO: En la tramitación del presente recurso se han observado todas las formalidades legales.
Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. IGNACIO SANCHO GARGALLO
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO: La acción de anulación del laudo se basa en dos motivos: inexistencia de convenio arbitral [art. 41.1 .a) LA] y contravención del orden público [art. 41.1 .f) LA].
SEGUNDO: En el presente caso, no consta, ni se ha alegado por la demandada, la existencia de un convenio arbitral por escrito, lo que por otra parte resulta irrelevante, pues la razón por la que se sometió la controversia derivada de la reclamación de unos portes ante la Junta Arbitral de Transportes fue la previsión legal contenida en el art. 38 LOTT (Ley de Ordenación del Transporte Terrestre ). Este precepto presume el acuerdo de sometimiento de la cuestión al arbitraje de las Juntas cuando la cuantía de la controversia no exceda de 6.000 euros y ninguna de las partes intervinientes en el contrato de transporte hubiera manifestado expresamente a la otra su voluntad en contra, antes del momento en que se inicie el transporte. No falta razón a quien ahora ejercita la acción de anulación cuando advierte que el presupuesto básico para la aplicación de este precepto es que la controversia haya surgido con ocasión de un contrato de transporte terrestre nacional, sujeto a la referida Ley de Ordenación del Transporte Terrestre, o cuando menos a una actividad auxiliar o complementaria de dicho transporte, de conformidad con el art. 1 de dicha Ley . De forma que el art. 38 LOTT no se aplicará a los transportes internacionales sujetos al convenio CMR, y en el presente caso las partes no discuten, porque lo recono
ció la propia demandada cuando inició su reclamación ante la Junta Arbitral de Transporte, que el transporte que dio lugar a la reclamación era internacional, desde la localidad alemana de Ellrich hasta Olmedo (Valladolid), ni que está sometido al Convenio CMR, como además se desprende de la copia de la carta de porte (documento nº 2 de la demanda).Pero lo anterior no significa que en el presente caso debamos estim

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados