CARGANDO...

AP Vizcaya, Sec. 4.ª, 189/2010, de 2 de marzo

SP/SENT/534369

Recurso 321/2009. Ponente: FERNANDO VALDES-SOLIS CECCHINI.

Decae la impugnación del laudo arbitral en consideración a que está suficientemente motivado, no se ha excedido de los límites del arbitraje y se han respetado las garantías procesales de las partes 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.-Mediante escrito presentado en el Juzgado Decano el día 21 de Mayo de 2009 y con entrada en esta Sección el día 22 de Mayo del mismo, la representación de LARCOVI, S.A.L., CONSTRUCCIONES ACRUTE formuló demanda de anulación del laudo al que se ha hecho referencia en el encabezamiento.
SEGUNDO.-Por Auto de fecha 17 de septiembre de 2009 se admitió a trámite la demanda, acordándose dar traslado de la demanda a la parte demandada para que la contestase en 20 días hábiles.
TERCERO.-Por providencia de 2 de noviembre de 2009 se tuvo a la parte demandada por comparecida y contestada la demanda, quedando los autos pendientes de señalamiento de vista.
CUARTO.- Por providencia de 23 de noviembre de 2009 se señaló para la vista el pasado 24 de febrero de 2010.
Ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. FERNANDO VALDES SOLIS CECCHINI.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La parte impugnante del laudo arbitral dictado en su día por el Exmo. Sr. Decano del Colegio de Abogados de Vizcaya basa su impugnación en dos motivos: primero, que el laudo no está suficientemente motivado al ni siquiera mencionar el argumento esgrimido por el impugnante como motivo o causa determinante del retraso en el cumplimiento, a saber, fuerza mayor; y en segundo lugar que la valoración que el laudo efectúa de la prueba es errónea, al incluir dentro de los conceptos indemnizables sumas que o no están probadas o no se corresponden con el retraso sufrido en la entrega de la vivienda.
La parte no solicitó en su día ni aclaración ni complemento del laudo arbitral, dejando transcurrir el plazo de 10 días señalado por el art. 39 de la LADP ; y si bien ello no empece a que la parte pueda suscitar ante esta sala los óbices que estime oportunos, no deja de ser sintomático que se reserve para un recurso de nulidad lo que bien podía haber esgrimido por vía de aclaración o complemento antes de llegar al punto en que a día de hoy nos encontramos.
SEGUNDO.- La competencia de los órganos judiciales a la hora en enjuiciar los arbitrajes es sumamente limitada; resulta muy esclarecedora la reciente sentencia de la AOP de Madrid, sección 20, del 24 de Noviembre del 2009 , donde se afirma: "en virtud del efecto negativo del convenio arbitral, la acción de anulación no puede equipararse en ningún caso a una segunda instancia jurisdiccional, pu
es el contenido del laudo no es revisable judicialmente por ser el arbitraje un procedimiento ajeno a la jurisdicción, y, por ello, la acción de nulidad no transfiere a los tribunales de justicia la competencia originaria exclusiva propia de los árbitros (efectos positivo y negativo del convenio arbitral): la función jurisdiccional declarativa queda fuera de la propia acción porque las partes decidieron voluntariamente prescindir de ella, y por e

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Mediación y Arbitraje y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados