CARGANDO...

AP Álava, Sec. 1.ª, 490/2011, de 7 de octubre

SP/SENT/661508

Recurso 298/2011. Ponente: EDMUNDO RODRIGUEZ ACHUTEGUI.

No hay razón para que la Junta arbitral de Transportes emitiera laudo pues ambas partes reconocieron la existencia del contrato de transporte siendo irrelevante si se ejecutó o no o si se desistió 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por la Junta Arbitral del Transporte de Álava se dictó el 24 de marzo de 2011 laudo 3/2010-353, cuya parte dispositiva dice:
"Se declara la improcedencia de la emisión de un laudo arbitral para resolver la reclamación planteada por IBEX TRANSPORTES S. COOP. Contra MIG MONTAJES INDUSTRIALES S.L., al no haberse acreditado la existencia de un contrato mercantil de transporte".
SEGUNDO.- Frente a la anterior resolución, se interpuso demanda de anulación del laudo arbitral por la representación de IBEX TRANSPORTES S. COOP. alegando que sí se había acreditado tal existencia, porque lo admitía la otra parte y el propio laudo.
TERCERO .- La demanda se tuvo por interpuesta en decreto de 2 de junio de 2011, designándose como ponente al Magistrado D. Edmundo Rodríguez Achútegui, y ordena emplazar a la parte demandada para que pudiera contestar en el término legal, en el que comparece MMIG MONTAJES INDUSTRIALES S.L. , solicitando su desestimación, o subsidiariamente que se fije el fuero territorial correcto.
CUARTO .- El 12 de julio se acordó señalar vista el siguiente 6 de octubre, que se celebró con la presencia de la representación procesal del demandante.
QUINTO.- En la tramitación de este recurso se han observado las prescripciones legales fundamentales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO .- La competencia objetiva
El laudo considera que no puede resolver la cuestión en tanto que falta el presupuesto al que alude el art. 38.1 de la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT), que atribuye a las Juntas Arbitrales de transporte competencia para resolver las controversias que se le sometan de común acuerdo, y además las "¿ surgidas en relación con los demás contratos celebrados por empresas transportistas y de actividades auxiliares y complementarias del transportes cuyo objeto esté directamente relacionado con la prestación por cuenta ajena de los servicios y actividades que, conforme a lo previsto en la presente Ley, se encuentren comprendidos en el ámbito de su actuación empresarial ".
El argumento del laudo, al amparo de la facultad que le concede el art. 40.d) de la Ley 60/2003, de 23 de diciembre, de Arbitraje (LA), es que la parte que reclamaba no ha presentado ningún documento que acredite un contrato mercantil de transporte. Pero el propio laudo admite las partes " reconocen que se había convenido un transporte entre las dos localidades de Trapagarán y Catoria... ". En la vista ambas partes hacen el mismo relato, de modo que admitido por las partes que se convino un contrato de transporte, es irrelevante que se ejecutara o no, o que se desistiera conforme al art. 18.2 de la Ley 15/2009, de 11 de noviembre, de Contrato de Transporte Terrestre de M
ercancías (LCTTM), porque ese reconocimiento e incluso el desistimiento ulterior suponen, sin más exigencias, la atribución ope legis de competencia objetiva a la Junta Arbitral para conocer de sus vicisitudes y de las razones, esgrimidas por una u otra parte, por las que éste no se llevó a efecto.El laudo tiene que ser por ello anulado, estimándose la pretensión de la parte que reclam

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados