CARGANDO...

AP Barcelona, Sec. 15.ª, 107/2012, de 13 de marzo

SP/SENT/674145

Recurso 243/2011. Ponente: JUAN FRANCISCO GARNICA MARTIN.

Que la actora expresara su carácter de autónoma no descalifica la contratación de teléfono móvil como acto de consumo, siendo por tanto nulo el pacto de sumisión a arbitraje 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO. Las presentes actuaciones se iniciaron por virtud de demanda de la actora antes referida que tuvo entrada en esta Sección de la Audiencia Provincial de Barcelona en fecha 26 de abril de 2011 y en la que se indicaba que las partes se habían sometido a un arbitraje que finalizó por medio del laudo de fecha 9 de febrero de 2011 en el que se estimó que el Sra. Juliana había incumplido el contrato y se le condenaba al pago de la suma de 300 euros por daños y perjuicios, a la vez que se le imponían las costas, cuyo importe se fijaba en la cantidad de 280 euros.
SEGUNDO. Admitida la demanda a trámite por Decreto del Sr. secretario se ordenó dar traslado a la parte demandada para que la pudiera contestar en el término de 20 días.
TERCERO. Contestada la demanda se acordó señalar vista para el día 22 de febrero pasado, que se celebró con la asistencia de ambas partes, practicándose durante la misma los medios de prueba propuestos y admitidos.
Actúa como ponente el magistrado Sr. JUAN F. GARNICA MARTÍN.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO . Se ejercita por la actora una acción de impugnación de un laudo arbitral con fundamento en que se ha designado árbitro sin oírle, no se le ha convocado a la vista, existe falta de imparcialidad del árbitro y en que la cláusula de sumisión a arbitraje es nula por abusiva, atendida su condición de consumidora.
La demandada se opuso a la estimación de la impugnación aduciendo que la impugnante no es consumidora sino que suscribió el contrato como autónoma y negando que se hubiera producido cualquier irregularidad en la sustanciación del procedimiento arbitral.
SEGUNDO . Conforme a lo que establece el art. 41.1 de la Ley 60/2003, de 23 de diciembre , de arbitraje: ""(e)l laudo sólo podrá ser anulado cuando la parte que solicita la anulación alegue y pruebe:
a) Que el convenio arbitral no existe o no es válido.
b) Que no ha sido debidamente notificada de la designación de un árbitro o de las actuaciones arbitrales o no ha podido, por cualquier otra razón, hacer valer sus derechos.
c) Que los árbitros han resuelto sobre cuestiones no sometidas a su decisión.
d) Que la designación de los árbitros o el procedimiento arbitral no se han ajustado al acuerdo entre las partes, salvo que dicho acuerdo fuera contrario a una norma imperativa de esta Ley, o, a falta de dicho acuerdo, que no se han ajustado a esta ley.
v>e) Que los árbitros han resuelto sobre cuestiones no susceptibles de arbitraje.f) Que el laudo es contrario al orden público"" .TERCERO. 1 . Planteada por la demandante su carácter de consumidora esa cuestión es la primera que debe ser examinada, por cuanto, de serlo efectivamente, ello comportaría la nulidad del convenio arbitral, al establecer el

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados