CARGANDO...

AP Murcia, Sec. 4.ª, 178/2005, de 23 de junio

SP/SENT/72740

Recurso 150/2005. Ponente: ANDRES PACHECO GUEVARA.

Existiendo convenio arbitral sobre la cuestión a resolver por el juez este no ha de realizar un control de la validez del mismo, sino un obligado filtro de legalidad 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- En los autos principales de que el presente rollo dimana, el citado Juzgado con fecha 1/2/05 dictó sentencia, cuyo fallo es del tenor siguiente:
"Que desestimando la demanda promovida por la Procuradora Dña. Olga Navas Carrillo contra "Placa- Cartón- Yeso Murciana S.L." rechazo la petición que formula sobre nombramiento de arbitro; imponiéndole expresamente las costas procesales causadas".
SEGUNDO.- Contra la citada resolución y en legal forma se preparó e interpuso recurso de apelación por la representación procesal de la parte demandante, siendo admitido en ambos efectos, lo que originó, tras la tramitación oportuna, la remisión de los autos originales a esta Sala, señalándose, tras los traslados pertinentes, para votación y fallo del recurso el día de hoy, quedando los autos pendientes de resolución.
TERCERO.- En la tramitación de ambas instancias se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Es precisamente la redacción del art. 46 de los Estatutos de la mercantil Pladimur la circunstancia que favorece la inacogida, ya llevada a cabo en la instancia, de la pretensión actora.
Para que tenga virtualidad esa norma estatutaria han de ventilarse cuestiones suscitadas entre la propia mercantil -la sociedad- y los accionistas, pero quedan excluidas del ámbito de sometimiento a arbitraje de equidad aquéllas de esas cuestiones cuya solución no esté prevista en los propios estatutos y, además, que no sean relativas a la interpretación o ejecución de tales estatutos.
Distinto hubiese sido que el tramo estatutario tan cuestionado hubiese expresado la suceptibilidad del arbitraje para lo no previsto en los Estatutos o para lo relativo a la interpretación o ejecución de los mismos, mas ha optado por la conjunción de ambas premisas, de ahí la como tan comentada y descuidada en la incorporación del precepto a la sentencia de instancia, sin duda por error mecanográfico.
El demandante pactó verbalmente con su socio determinado acuerdo, pero la materia objeto de ese vínculo desborda manifiestamente el enunciado estatutario antes analizado, pues versa sobre la separación de la sociedad de uno de sus dos únicos socios, las consecuencias económicas de tal apartamiento y la adecuación temporal de la gestión social al alcance de la nueva situación.
Es obvio que ese contenido material
incide en aspectos de la sociedad bien distintos a los previstos por el art. 46 de los Estatutos, pues no se refieren a la doble circunstancia al principio escrutada, sino a la alteración de la composición de la propia sociedad y de su capital, esencialidades en absoluto cubiertas ni en la voluntad ni en la dicción de quienes redactaron y se sometieron al citado epígrafe estatutario.No ha de

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados