CARGANDO...

Opinión. Marzo 2020

SP/DOCT/98566

Las Comunidades de propietarios ante el Coronavirus

María José Polo Portilla Directora de Sepín Propiedad Horizontal. Abogada

RESUMEN Un estado excepcional para toda la sociedad y desde luego para nuestras Comunidades, ¿paralizan su actividad? Veamos algunas de las dudas que pueden surgir en este momento.

PALABRAS CLAVE Coronavirus; COVID-19, Comunidades de Propietarios; Propiedad Horizontal

Tanto el Consejo General de Administradores de Fincas, como los distintos Colegios, preocupados por el buen funcionamiento de las Comunidades, mediante comunicados, están aconsejando, desde hace días, antes incluso de decretarse el estado de alarma, una seria de medidas. Nos recuerdan que siguen estando disponibles y que, ahora más que nunca, garantizaran los servicios esenciales y que lo harán por mediante cualquier medio que sea posible, evitando que este sea presencial.
Los Administradores los están enviando a las distintas Comunidades y a cada uno de los propietarios, en ellos se hacen una serie de recomendaciones que ya todos deberíamos conocer, entre otras, mantener la distancia de seguridad, usar el ascensor lo imprescindible, señalando el aplazamiento de todas las Juntas, la prohibición de uso de las zonas comunes, además de las medidas de higiene. Recomendaciones que además aconsejan colocar en el tablón de anuncios o un lugar visible.
No obstante, ¿qué sucede si estos consejos no se cumplen?
¿Qué ocurre con las Juntas que se celebraron los días previos a decretarse el estado de alarma?
Este estado, fue decretado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, publicado en el BOE núm. 67, de 14 de marzo de 2020 (SP/LEG/28571) entro vigor desde el mismo día, no obstante, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció tras el Consejo de Ministros del martes 10 de marzo un paquete de prevenciones, entre ellas la prohibición de celebrar eventos que congreguen a más de 1.000 personas. Para los de menos deberá reducirse la asistencia a un tercio del aforo para evitar aglomeraciones en lugares cerrados. Se trataban de medidas de distanciamiento social, siendo recomendación de la OMS mantenerse a más de 1 metro (3 pies) de distancia de una persona que se encuentre enferma y añadimos de cualquier otra.
El Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas, antes de la entrada en vigor de este Real Decreto, ya aconsejaba la suspensión de todas las Juntas.
No obstante, todos conocemos el funcionamiento de las Comunidades de Propietarios y nos pudimos encontrar con la posibilidad de que, el Presidente o la cuarta parte de los propietarios o un número de estos que sumen el 25% de las cuotas de participación a tenor de lo dispuesto en el art. 16.2 de la LPH hubiesen convocado una Junta en esos días, bien, porque se trate de alguna cuestión urgente; para adoptar las medidas a tomar ante el inminente estado de alarma o simplemente aprovechando la situación.
Aunque siempre pueden producirse
situaciones que necesiten de una respuesta comunitaria, el representante de la Comunidad tiene cierta capacidad, por ejemplo, con respecto a las reparaciones, si estas son de extrema necesidad, la Comunidad deberá acometerlas, con o sin Junta; si la Comunidad tiene que contestar a una demanda, estábamos, ante un plazo procesal; en este supuesto, la jurisprudencia admite que pueda hacerlo el Presidente, por lo que, aunque siempre es aconsejable el

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

Productos Recomendados