CARGANDO...

AP Las Palmas, Sec. 5.ª, 372/2007, de 9 de noviembre

SP/SENT/154276

Recurso 830/2006. Ponente: CARLOS AUGUSTO GARCIA VAN ISSCHOT.

La alegación del médico no es válida ya que sin tener otra urgencia que atender simultáneamente debió cumplir con su obligación contractual 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Fallo de la Sentencia apelada dice: " FALLO: que estimando parcialmente la demanda presentada por la procuradora de los tribunales Dª. Pilar García Coello, actuando en nombre y representación de D. Íñigo y la herencia yacente de Dª. Lourdes , contra la entidad Urgencias y Chequeos Médicos, S.L., declarada rebelde, así como contra D. Jose Enrique , representado por el procurador de los tribunales D. José Javier Marrero Alemán, debo condenar y condeno a los demandados a pagar solidariamente a los actores la suma de 2.000 euros, que se incrementará con el interés determinado en el fundamento de derecho quinto. No se imponen las costas a ninguna de las partes." .
SEGUNDO.- La relacionada sentencia, se recurrió en apelación por la indicada parte de conformidad a lo dispuesto en el artículo 457 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil , y no habiéndose practicado prueba en esta segunda instancia, y tras darle la tramitación oportuna se señaló para su estudio, votación y fallo el día quince de mayo de dos mil siete .
TERCERO.- Se ha tramitado el presente recurso conforme a derecho, y observando las prescripciones legales. Es Ponente de la sentencia el Iltmo. Sr. D. Carlos García Van Isschot , quien expresa el parecer de la Sala.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Frente a la sentencia de primera instancia, que estimó la infracción de la lex artis y el incumplimiento contractual por parte del médico demandado y la rebelde entidad para la que prestaba sus servicios, imponiéndoles la condena a resarcir el daño moral ocasionado a los demandantes en la tercera parte de lo reclamado, se alza el galeno alegando que la decisión de no acudir inmediatamente al domicilio de la enferma terminal obedecía a una adecuada estrategia médica basada en el conocimiento preciso de la situación clínica de la paciente y de que el agravamiento del proceso medico requería, en vez de una atención primaria, el ingreso en un centro médico que él no podía ordenar de modo que no se separó en su actuación de los principios de su lex artis ad hoc ni vulneró sus obligaciones contractuales y que la angustia, la desazón, la frustración y la impotencia que sufrieron los familiares de la paciente no guardan conexión con la conducta del médico sino que son achacables a la especial sensibilidad con la que los familiares del enfermo esperan a que se le proporcionen todos los recursos médicos que se requieran con independencia de que técnicamente y desapasionadamente no sean los más eficaces.
Estos mismos argumentos fueron los que sirvieron de defensa al medico codemandado en la primera instancia y entendemos que han sido correctamente rechazados en la sentencia recurrida la cual basa su pronunciamiento estimato
rio de la demanda, por un lado, en que el medico excusó su presencia inmediata en que (y así lo expresó personalmente por escrito en respuesta a la reclamación que se le hizo llegar a través de la compañía de seguros ADESLAS) por razón de haber atendido a la paciente cuatro días antes y estar ya perfectamente diagnosticada y tratada no se encontraba ante una urgencia y su presencia en el domicilio de la enferma iba a tratarse de una mera visita d

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Obligaciones y Contratos y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados