CARGANDO...

Encuesta Jurídica. Septiembre 1997

SP/DOCT/835

A tenor de lo dispuesto en el art.1563 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, reformado por la D.T.Quinta de la LAU; ¿Considera que deben tenerse o no en cuenta las enervaciones que fueron hechas con anterioridad al 1 de enero de 1995?

Coordinador: D. Jesús Marina Martinez-Pardo (Magistrado Tribunal Supremo, jubilado)

D. Antonio Alcala Navarro
Por supuesto que sí, y no podrá hacer uso de ese derecho quien lo haya utilizado con anterioridad.
D. Francisco J. Arroyo Fiestas
Cualquier cambio en la situación normativa debe ser respetuosa con la seguridad jurídica, no introduciendo factores sorpresivos, por lo que la loable intención que el legislador tiene al evitar las reiteradas enervaciones generadoras de un auténtico abuso de derecho, no puede ser interpretada en el sentido de incluir a las anteriores enervaciones efectuadas.
Por ello en la nueva redacción del art.º 1.563.2 de la LEC, se habrá de entender que la enervación no tendrá lugar cuando se hubiera producido otra anteriormente, salvo que la previa se hubiese producido bajo la vigencia de la LAU de 1964.
Esta cautela es muy significativa, dado que en la actualidad los Jueces y Tribunales deberán valorar muy detenidamente si la enervación procede de un cumplimiento retrasado de la obligación, o por un obstruccionismo del arrendador, pues en este caso no deben acordar la enervación sino declarar que el arrendatario intentó en su tiempo el pago, y no se efectuó por causa imputable al acreedor, pues si con cierta imprevisión se limitan a mantener la enervación, le habrán provocado al arrendatario un perjuicio irreparable.
D. Eduardo Baena Ruiz
Del examen del tenor y naturaleza del actual art. 1.563 de la LEC, reformado por la D.T. Quinta de la LAU, que limita la facultad enervatoria de los arrendatarios en relación con lo que disponía la normativa anterior, y poniéndolo en relación con la Exposición de Motivos de la Ley 29/94 y sus Disposiciones Derogatoria y Transitorias, alcanzamos la conclusión, no mantenida con carácter minoritario por otros, de que en orden a denegar efectos enervatorios a la consignación hecha conforme al art. 1.563 de la LEC, no podrán tomarse en cuenta la enervación o enervaciones producidas antes de la entrada en vigor de la nueva LAU y del modificado art. 1.563 de la LEC.
La razón de ello es que, como afirma la doctrina científica el derecho de enervar la acción de desahucio es un derecho procesal que viene amparado por ello por una norma procesal, cual es, el art. 1.563 de la LEC, debiéndose mantener la irretroactividad de tal norma, sobre todo si se tiene en cuenta que es restrictiva de derechos.
En esta línea se pronuncian, con excepciones, la mayor parte de las resoluciones judiciales (S.S. de 4 de marzo de 1996 de la A.P. de Córdoba, de 30 de marzo de 1996 de A.P. de Madrid, de 21 de marzo de 1996 de A.P. de Pontevedra, de 14 de febrero de 1996 de la A.P. de Barcelona, de 29 de diciembre de 1995 de la A.P. de Toledo y de 27 de diciembre de 1995, entre otras), siendo argumentos inspiradores de ellas, que asumo, los siguientes:

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Arrendamientos Urbanos y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Formación Recomendada

Productos Recomendados