CARGANDO...

AP Zaragoza, Sec. 5.ª, 394/2006, de 26 de junio

SP/SENT/106580

Recurso 239/2006. Ponente: ANTONIO LUIS PASTOR OLIVER.

Se confirma la condena en costas impuestas al arrendatario enervante en la sentencia de enervación, la enervación no es un allanamiento, el arrendatario es un incumplidor de las reglas contractuales de pago que ya conocía sin ser demandado 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los de la sentencia apelada de fecha 29 de diciembre de 2005 , cuyo FALLO es del tenor literal: "FALLO .- Se declara enervada la acción de desahucio que sobre el "local de negocio de unos 87,5 m2. de superficie , utilizado en la planta baja de la casa número 15 de la Calle Hernán Cortés de Zaragoza" se interpuso por RUIZ ESPUELAS S.A. contra MODILAR S.A., con imposición al demandado de las costas procesales causadas."
SEGUNDO.- Notificada dicha sentencia a las partes por la representación procesal de Modilar S.A. se interpuso contra la misma recurso de apelación; y dándose traslado a la parte contraria se impugnó el recurso, remitiéndose las actuaciones a esta Sección Quinta de la Audiencia, previo emplazamiento de las partes.
TERCERO.- Recibidos los Autos y cinta de video; y una vez personadas las partes, se formó el correspondiente Rollo de Apelación con el número ya indicado, para la deliberación, votación y fallo el 19 de junio de 2006.
CUARTO.- En la tramitación de estos autos se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan los de la sentencia recurrida, y
PRIMERO.- Declara la sentencia apelada la enervación de la acción de desahucio por aplicación del Art. 22-4 de la L.E.Civil . Acepta la arrendataria esta decisión, pero interesa en el recurso que no se le impongan las costas del juicio por entender que su postura ha de ser -como mínimo- tratada como la del allanado y, por ende, debería de aplicársele el art. 395 L.E.C ., como precepto más acorde para la regulación de las costas en estos supuestos de enervación de la acción de desahucio.
SEGUNDO.- Para resolver esta cuestión habrá que tener en cuenta la naturaleza de la "enervación". La citada institución, de raigambre en nuestro derecho arrendaticio, constituye una excepción al principio de la "perpetuatio iurisdictionis"; permitiendo que hechos posteriores a la presentación de la demanda originen modificaciones en la resolución judicial. Se trata de una figura de notable contenido de "justicia material". Pretende equilibrar la postura de los dos intervinientes en un contrato claramente sinalagmático: el derecho al uso de un inmueble a cambio del pago "tempestivo" de la renta. Si el abono de ésta no se produce en el tiempo pactado hay un incumplimiento que habilita la resolución del contrato (salvo supuestos de "mero retraso" o "mora accipiendi", que en este caso no se dan). Esta rigidez responde a criterios de política legislativa: la protección de un s
ector económico que precisa de seguridad y agilidad en sus respectivas facetas (una de ellas, y fundamental, es la del recíproco cumplimiento de mutuas obligaciones). Pero esa "rigidez" ha querido suavizarla el legislador mediante la desaparición de los efectos del desahucio. La "enervación" no es una anulación de los efectos del impago de la renta, como si aquéllos no debieran de haberse producido nunca. La "enervación" e

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Arrendamientos Urbanos y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados