CARGANDO...

AP Barcelona, Sec. 4.ª, de 22 de marzo de 2002

SP/SENT/37402

Recurso 143/2001. Ponente: MARIA MERCEDES HERNANDEZ RUIZ OLALDE.

Arrendamiento simulado al no declararse al constituir la hipoteca ni acreditarse su existencia 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- La parte dispositiva de la Sentencia apelada es del tenor literal siguiente: "FALLO: Desestimo la demanda de retracto interpuesta por CÁMARA DE COMERCIO _____ y absuelvo a JUAN MANUEL _____ de la acción ejercitada, sin hacer imposición de costas".
SEGUNDO.- Contra la anterior sentencia se interpuso recurso de apelación por la parte actora y admitido el mismo en ambos efectos, se elevaron los autos a esta Superioridad, previo emplazamiento de las partes, y comparecidas ambas, se siguieron los trámites legales y tuvo lugar la celebración de la vista pública el día 18 de Marzo de 2002, con el resultado que obra en la precedente diligencia.
TERCERO.- En el presente juicio se han observado y cumplido las prescripciones legales.
VISTO, siendo Ponente la Ilma. Sra. Magistrada Dª. MERCEDES HERNÁNDEZ RUIZ-OLALDE.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan los Fundamentos de Derecho de la sentencia apelada y
PRIMERO: Desestimada la acción de retracto que ejercitaba la parte actora, al entender que el contrato de arrendamiento que servía de título para su ejercicio era simulado, frente a dicho pronunciamiento se alza aquella, argumentando que el Juez había infringido el artc 1277 del Código civil, debiendo valorar conjuntamente toda la prueba, y en concreto que la ocupación ya se situaba en 1983, que en los Estatutos de la Cámara, en concreto en su artc 31, folio 66 vto, figuraba dentro de su patrimonio el arrendamiento, que al ser el contrato anterior a la constitución de hipoteca, ( 1988), no podía existir ánimo fraudulento, y que debía estarse a los actos propios del Banco aceptando los giros postales que se le remitieron para pago de las mensualidades de octubre de 1997, hasta 2000, independientemente que no se le comunicara a quien después compró.
SEGUNDO: Como se recoge en las sentencias de 29 de julio de 1993, 18 de julio de 1989 y 29 de noviembre de 1989 entre otras la jurisprudencia califica la simulación de total o absoluta la llamada -simulatio nuda-, la misma por su naturaleza esencialmente contraventora de la legalidad (la cual como es sabido al no estar específicamente regulada o contemplada por nuestro Código Civil), ha sido estructurada por la doctrina más decantada, y frente a la tesis de que pueda ser una manifestación de discordancia entre la voluntad real y declara
da -vicio de la voluntad-, pues, la subsume como un supuesto incluible dentro de la causa del negocio, es decir, la simulación que implica un vicio de la causa negocial, con la sanción de los arts. 1275 y 1276, y por tanto con la declaración imperativa de nulidad, salvo que se acredite la existencia de otra causa verdadera y lícita; y se puede distinguir una dualidad, o simulación absoluta, cuando el propósito negocial inexiste por completo por c

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Formación Recomendada

Productos Recomendados