CARGANDO...

AP Cádiz, Sec. 4.ª, 137/2003, de 14 de noviembre

SP/SENT/53628

Recurso 158/2003. Ponente: Antonio Marín Fernández.

Corresponde la carga de la prueba al arrendador de insuficiencia vivienda para necesidades familiares 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Formulado recurso de apelación ante el Juzgado de 1ª Instancia nº 2 de los de El Puerto de Santa María por la parte antes citada contra la sentencia dictada el día 21/marzo/2003 por el meritado Juzgado en el procedimiento civil nº 464/2002, se sustanció el mismo ante el referido Juzgado. La parte apelante formalizó su recurso en los términos previsto en Ley de Enjuiciamiento Civil y la apelada, por su parte, se opuso instando la confirmación de la resolución recurrida, remitiéndose seguidamente los autos a esta Audiencia para la resolución de la apelación.
SEGUNDO.- Una vez recibidas las actuaciones en la Audiencia Provincial, se turnaron a esta Sección, acordándose la formación del oportuno Rollo para conocer del recurso y la designación de Ponente. Reunida la Sala al efecto quedó votada la sentencia acordándose el Fallo que se expresará.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La necesidad de vivienda de Laura . El recurso del apelante debe ser desestimado. Damos por reproducidas las atinadas razones expuestas por la Sra. Juez de 1ª Instancia a cuyo través se da cumplida respuesta a las alegaciones efectuadas por la representación del actor Sr. Lázaro . Y sobre ellas se insiste en esta alzada, sin que tampoco ahora puedan tener acogida favorable.
En lo que hace a la eventual necesidad de la hija del actor, Laura , se reitera que sobre la situación personal de la misma recae la presunción de necesidad que establece el art. 63.2.2º de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964, como concreto supuesto de denegación de la prórroga forzosa. Para que operara tal denegación es necesaria la concurrencia de los siguientes requisitos: (1) Que la persona necesitada sea el arrendador o bien un ascendiente o descendiente (art. 62.1º); (2) Que la concreta situación de necesidad fuera convenientemente alegada y probada por el arrendador-demandante (art. 63.1), si bien la Ley facilita el ejercicio de su acción configurando un catálogo de presunciones de necesidad a su favor, que en la práctica implican que acreditando el supuesto de hecho de la concreta presunción, la necesidad se presume ex lege, a salvo la prueba en contrario que pudiera instrumentar la demandada -y entre ella, la contrapresunción establecida en el art. 63.3 LAU); (3) Que la propiedad requiriese al arrendatario en el modo previsto en el art. 65 LAU. Recordemos también que la Ley presume
la necesidad cuando el arrendador o, como en el caso, una descendiente, residiendo en la misma localidad donde esté la finca arrendada, vea incrementadas sus necesidades familiares y resulte insuficiente la vivienda que ocupe. Pues bien, de la simple lectura del texto se sigue que la presunción se fundamenta en la concurrencia de dos hechos, a saber: que aumentan las necesidades familiares d

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Arrendamientos Urbanos y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Formación Recomendada

Productos Recomendados