CARGANDO...

AP Granada, Sec. 4.ª, 143/2004, de 1 de marzo

SP/SENT/56704

Recurso 347/2003. Ponente: JOSE MALDONADO MARTINEZ.

El deseo vida independiente es causa necesidad sin que se tenga que probar desaveniencias o conflictos familiares 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- La referida sentencia, fechada en once de febrero de dos mil tres, contiene el siguiente fallo: "Estimo la demanda interpuesta por la Procurador Dª María José Jiménez Morales, en nombre y representación de D. Sebastián sobre resolución del contrato de arrendamiento de la vivienda sita en la c/ DIRECCION000 nº NUM000 , NUM000 - NUM001 , de Granada, celebrado el 15 de Octubre de 1972, Declaro la extinción de la relación arrendaticia y condeno a Dª Lidia a que desaloje dicha vivienda bajo apercibimiento de lanzamiento judicial si no lo verifica en el plazo que se le señale."
SEGUNDO.- Substanciado y seguido el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada , se dio traslado a las demás partes para su oposición o impugnación; elevándose posteriormente las actuaciones a éste Tribunal señalándose día y hora para Votación y Fallo.
TERCERO.- Han sido observadas las prescripciones legales de trámite.
Siendo Ponente el Magistrado Iltmo. Sr. D. JOSE MALDONADO MARTINEZ.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- .- La primera de las cuestiones que plantea la apelante viene referida a la falta de legitimación activa, en su faceta ad causam, que ya planteó en la instancia, fundamentada en el hecho de no reconocer al actor como arrendador dado que en el contrato aparece como tal un hermano del actor, don Agustín , motivación que ya fue desestimada en la instancia por entender el Juzgador que era un mero error material, deducido de las pruebas practicadas y, en particular, de la pericial y de la testifical.
La recurrente afirma que existe error en la apreciación de las pruebas e infracción de los artículos 1.288 del código civil y 385 y 386 de la LEC. Sin embargo, si se analiza la prueba practicada no puede llegarse a distinta conclusión que el Juzgador de instancia, pues aunque, efectivamente, en el contrato en formato oficial existente en los autos aparece en el epígrafe destinado al arrendador el nombre de don Agustín , la prueba documental ha acreditado que al tiempo del arrendamiento el propietario de la finca era su padre don Daniel , quien además firma el contrato y las cláusulas al dorso -acreditado por prueba pericial-, habiendo manifestado el testigo Sr. Gaspar que el dueño de la vivienda era don Daniel , y que tal contradicción puede deberse a un error. Por tanto no existe la infracción que se denuncia, pues no se trata de interpretar ninguna cláusula oscura -art. 1.288 del código civil-, sino de determinar el titular activo de la relación arrendaticia, de modo que,
teniendo tal consideración quien "cede el uso de la cosa" (artículo 1.546 del código civil) es lógico y conforme a las reglas del criterio humano presumir que el cedente es el propietario, dentro de cuyas facultades está la de "gozar y disponer de la cosa" (artículo 348 del citado código sustantivo), y cómo el propietario era el padre del hoy actor quien además firmo el contrato, (y hoy el propio actor a virtud de sucesión mortis causa acreditad

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Arrendamientos Urbanos y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Formación Recomendada

Productos Recomendados