CARGANDO...

AP Málaga, Sec. 5.ª, 1129/2004, de 15 de octubre

SP/SENT/64833

Recurso 182/2004. Ponente: INMACULADA MELERO CLAUDIO.

Producción de daños por arrendatario en vivienda propiedad arrendadora distinta de arrendada no da lugar a resolución 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de Primera Instancia dictó sentencia el día 2 de septiembre de 2.002, en el juicio antes dicho, cuyo fallo es del tenor literal siguiente: "Que estimando en su integridad la demanda promovida por el Procurador de los Tribunales Don José Antonio López Guerrero, en nombre y representación de Doña Estela , contra Don Pedro Antonio y Doña Almudena , debo DECLARAR y DECLARO resuelto el contrato de arrendamiento de vivienda suscrito sobre la vivienda sita en la CALLE000 nº NUM000 alto de Estepota, condenando a la demandada a dejarla libre, vacua y expedita a disposición de la demandante, en el plazo legal, bajo apercibimiento que de no hacerlo así, será lanzada de ellas; asimismo se impone a la demandada las costas causadas en esta instancia"
SEGUNDO.- Interpuesto recurso de apelación y admitido a trámite, el Juzgado realizó los preceptivos traslados y una vez transcurrido el plazo elevó los autos a esta sección de la Audiencia, donde se formó rollo y se ha turnado la ponencia. La votación y fallo ha tenido lugar el día 13 de octubre de 2.004, quedando visto para sentencia.
TERCERO.- En la tramitación del recurso se han observado las prescripciones legales.
Visto, siendo ponente la Iltma. Sra. Magistrado D. INMACULADA MELERO CLAUDIO quién expresa el parecer de la Sala.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Frente a la sentencia pronunciada por el Juzgado de Primera Instancia Número Uno de los de Estepona, se alzan los apelantes DON Pedro Antonio y DOÑA Almudena alegando que se ha producido un error en la valoración o apreciación de la prueba por parte de la Juzgadora de instancia.
Con respecto al primero de los motivos de impugnación alegados conviene recordar que es doctrina jurisprudencial reiterada que cuando la cuestión debatida por vía de recurso de apelación es la valoración de la prueba llevada a efecto por el Juzgador de instancia y sobre la base de la actividad desarrollada en el juicio oral, la observancia de los principios de inmediación, oralidad y contradicción a que esa actividad se somete, conducen a que, por regla general, deba concederse singular autoridad a la apreciación de la prueba llevada a cabo por el Juzgador, a cuya presencia se practicaron, por lo mismo que es el Juzgador, y no el de alzada, quien goza de la especial y exclusiva facultada de intervenir en la práctica de la prueba y de valorar su resultado, lo que justifica que deba respetarse -en principio-, el uso que haya hecho el Juez de su facultad de apreciar esas pruebas practicadas en juicio, siempre que tal proceso valorativo se motive o razone adecuadamente en la sentencia, de suerte que únicamente su criterio valorativo debe rectificarse cuando por parte del recurrente se ponga de relieve un evidente fallo en el razonamiento lógico o en el "iter" inductivo del juzgador de instancia
, o cuando se alcancen conclusiones arbitrarias o absurdas, siendo plenamente soberano para dar más crédito a unos testimonios frente a otros, pudiendo pues otorgar mayor valor a un testimonio que a otro, lo que forma parte de la valoración judicial de la prueba (SSTC 169/90, 211/91, 283/93, entre otras).Es decir, y en relación a la valoración de la prueba efectuada por la Juzgadora de instancia se debe señalar que

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.