CARGANDO...

AP Valencia, Sec. 9.ª, 193/2004, de 14 de abril

SP/SENT/116444

Recurso 849/2003. Ponente: MARIA ANTONIA GAITON REDONDO.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.-La Sentencia apelada pronunciada por el Ilmo. Sr. Magistrado Juez de Primera Instancia de Valencia nº. 22, en fecha 20 de junio de 2003, contiene el siguiente FALLO: "Que estimando parcialmente la demanda presentada por la procuradora Sra. Mª del Mar Domingo Boluda en nombre de Dña. Rita contra D. Eloy , condeno a éste último al pago de sesenta mil trescientos setenta y dos con sesenta y nueve euros (60.372''69 euros), más los intereses legales desde la presentación de la demanda y sin hacer expresa condena en costas".
SEGUNDO.- Que contra la misma se interpuso en tiempo y forma recurso de apelación por don Eloy , dándose el trámite previsto en la Ley y remitiéndose los autos a esta Audiencia Provincial, tramitándose la alzada con el resultado que consta en las actuaciones.
TERCERO.- Que se han observado las formalidades y prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- En autos de juicio de ordinario se dictó sentencia por el Juzgado de Instancia en la que se estimaba en parte la demanda que, en reclamación de cantidad, formuló la representación procesal de Rita contra Eloy . Interpone recurso de apelación la representación procesal de éste último alegando su disconformidad respecto de la interpretación del Juzgador de la Instancia sobre la conducta del Sr. Eloy , considerando el recurrente haber demostrado durante el procedimiento haber actuado con adecuación a la lex artis ad hoc, hasta el punto que el perito judicial llega a afirmar tal extremo a preguntas del letrado de la parte demandante. Consideraba haberse dado a la paciente la información adecuada para la intervención, y en cuanto al acto quirúrgico en sí indicaba que el Dr. Eloy en ningún caso palpó y tocó las asas intestinales, siendo que la ubicación del mioma extirpado estaba en el lado contrario al que se planteó la intervención quirúrgica de apendicectomía, por lo que ni pudo visualizar ni acceder al lugar donde se produjo la lesión que generó la segunda intervención. Añadía que los peritos establecieron que desde donde intervino el Dr. Eloy era imposible visualizar el sigma, y así lo manifiesta el Dr. Arturo y el resto de los peritos salvo el Dr. Jose Antonio , quien difícilmente puede mantener dicha afirmación sin haber hecho un análisis del campo quirúrgico al que se accedió. Señalaba el recurrente que la intervención quirúrgica se realizó con exquisita corrección y técnica, no habiendo lugar
a estimar la culpa leve, indicando que la lesión de sigma teóricamente producida en el curso de la intervención era absolutamente imprevisible y por supuesto inevitable. Indicaba que no se había tenido en cuenta la documental dimanante de las diligencias previas anteriores, y en particular la declaración de la Dra. Diana , así como que no se había producido dejadez alguna por el demandando en el postoperatorio, sin que a tal efecto pudiera admit

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados