CARGANDO...

AP Madrid, Sec. 20.ª, 182/2005, de 7 de abril

SP/SENT/116494

Recurso 825/2003. Ponente: JUAN VICENTE GUTIERREZ SANCHEZ.

La obligación genérica del médico de no dañar al otro permite ejercitar la acción de responsabilidad extracontracual 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia nº 35 de Madrid, en fecha 18 de junio de 2003, se dictó sentencia, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Que desestimando la demanda deducida por el Procurador D. César De Frías Benito en nombre y representación de D. Javier , contra D. Enrique , debo absolver y absuelvo a la citada parte demandada de las pretensiones deducidas en la demanda por la parte actora. Condenando al pago de las costas procesales causadas a la parte demandante.".
SEGUNDO.- Contra la anterior resolución se interpuso recurso de apelación por la parte demandante, exponiendo las alegaciones en que basa su impugnación. Admitido el recurso en ambos efectos, se dio traslado del mismo a la apelada, que presentó escrito oponiéndose al recurso formulado de contrario. Elevados los autos ante esta Sección, fueron turnados de ponencia, y quedando pendientes de resolución, se señaló fecha para deliberación y votación, que se ha llevado a cabo por los Magistrados de esta Sección.
TERCERO.- En la tramitación del presente procedimiento han sido observadas las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan los fundamentos de derecho de la sentencia impugnada en cuanto no se opongan a los de la presente.
PRIMERO.- Se ejercita en el presente procedimiento una acción en solicitud de declaración responsabilidad por culpa o negligencia profesional y la condena al demandado a indemnizar al actor en la cantidad de 150.253,03 Euros, como consecuencia de las lesiones, daños y secuelas que el actor entiende se le han ocasionado a raíz de un tratamiento de implantación de prótesis dentales a que fue sometido en la clínica del demandado. Desestimada la demanda, se formula el presente recurso de apelación en base a los siguientes motivos de impugnación:
La conclusión a la que llega la sentencia apelada en el sentido de que los padecimientos sufridos por el demandante deben reputarse fortuitos, no puede admitirse a la vista de las pruebas practicadas y ello porque de los informes periciales aportados y de las pruebas médicas a que fue sometido el actor en sus estancias hospitalarias, quedan descartadas todas las posibles causas y por ello el único origen posible de los abscesos cerebrales padecidos fue la sepsis dental, tal como dictamina el Dr. Daniel , único doctor que basa sus conclusiones en un estudio científico del demandante.
Siendo la causa de los abscesos la sepsis dental, la no prescripción de antibióticos, tratamiento adecuado para prevenirlos, supone una mala praxis y su actuación es causa directa de los pr
oblemas ocasionados.No se siguió el protocolo establecido antes de la intervención al no recetarse antibiótico alguno y tampoco existió consentimiento informado y habiéndose producido una intervención el 19 de mayo de 2.001 por un compañero del demandado, un acto quirúrgico cercano al suceso puede probablemente ser la causa del mismo, por lo que concurriendo los presupuestos para hacer surgir la responsabilidad ext

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Formación Recomendada

Productos Recomendados