CARGANDO...

AP Pontevedra, Sec. 6.ª, 375/2006, de 29 de junio

SP/SENT/116728

Recurso 3310/2005. Ponente: MAGDALENA FERNANDEZ SOTO.

Probado que el tratamiento médico fue correcto, la púa afectó a la articulación y el paciente tardó días en acudir a urgencias lo que empeoró el resultado 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de 1ª Instancia núm. 7 DE Vigo, con fecha 8-02-05, se dictó sentencia cuyo fallo textualmente dice:
"Que desestimando la demanda promovida por el procurador D. Moises Cabirta Cadavid en nombre y representación de D. Alfredo frente a la entidad Policlínico de Vigo S.A. y D. Ismael, debo absolver y absuelvo a los demandados de la pretensión deducida por la parte actora, sin hacer especial pronunciamiento sobre las costas causadas."
SEGUNDO.- Contra dicha Sentencia, por el Procurador Doña Mónica Vidal Fernández, en nombre y representación de Don Alfredo, se preparó y formalizó recurso de apelación que fue admitido a trámite y, conferido el oportuno traslado, se formuló oposición al mismo por la parte contraria.
Una vez cumplimentados los trámites legales, se elevaron las presentes actuaciones a la Audiencia Provincial de Pontevedra, correspondiendo por turno de reparto a esta Sección Sexta, sede Vigo, señalándose para la deliberación del presente recurso el día 30-03-06.
TERCERO.- En la tramitación de esta instancia se han cumplido todas las prescripciones y términos legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Si tomamos como punto de partida la propia demanda presentada por el ahora recurrente, aparece que está basada en los siguientes hechos: 1. Se dice en el hecho primero que el 20 de mayo 2000 el actor, Sr. Alfredo, mientras se encontraba buceando, se pinchó -como otras veces- con una púa de erizo de mar en el tercer dedo de la mano derecha, que extrajo la púa y, como de costumbre, la parte cercana a la herida se le inflamó, no acudiendo inicialmente el médico dado que en otras ocasiones se le curaba con vendaje y mercromina, 2. El día 26 decide acudir al servicio de urgencias de Povisa donde le prescriben antibióticos y antiinflamatorios, recomendándole baños con agua caliente y remitiéndole al médico de cabecera, 3. El lunes día 29 de mayo fue al médico de cabecera quien le mandó al cirujano, de modo que el miércoles 31 acude nuevamente al servicio de urgencias de Povisa, donde le realizaron una radiografía sin informarle que las articulaciones del dedo se encontraban dañadas y quedando ingresado por indicación del cirujano codemandado quien le interviene quirúrgicamente por la tarde para "cortar la infección"; después de la operación aprecia inmovilidad en el dedo, sin obtener una información clara sobre la cuestión, siendo dado de alta el 6 de junio, siguiente, prescribiéndole antibióticos y antiinflamatorios, curas cada tres días y dejándole el dedo inmovilizado con una férula, 4. A los veinte días de la intervención y tras realizarle una radiografía se le comunica que la infección había afec
tado al hueso, información que, a su juicio contrasta con la resultado de la primera radiografía, y con el hecho de que se le había asegurado una recuperación total, 5. El Dr. Irisarri le aconseja una artrodesis de articulación interfalángica y el 6 de abril el cirujano codemandado, Dr. Ismael emite informe con las siguientes secuelas: destrucción articular interfalángica proximal del tercer dedo con anquilosis de la misma, dolorosa a la presión

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados