CARGANDO...

AP Huelva, Sec. 3.ª, 137/2008, de 5 de noviembre

SP/SENT/449714

Recurso 212/2008. Ponente: JOSE MARIA MENDEZ BURGUILLO.

No existe errónea valoración de la prueba ya que el juez de primera instancia ha realizado un exhaustivo examen de la prueba y declara que la actora no ha acreditado los linderos de su finca, esencial para que la acción prospere 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO. Aceptamos los correspondientes de la Sentencia apelada.
SEGUNDO. Cuya parte dispositiva dice: "FALLO/ Que desestimando íntegramente la demanda interpuesta por D. Gonzalo Cabot Navarro Procurador de los Tribunales y de Dña. María Teresa , y en consecuencia absolver a los demandados de cuantos pedimentos formulados de contrario, con expresa condena en costas a la parte actora."
TERCERO. Notificada la sentencia a las partes, la representación de la demandante interpuso recurso de apelación contra la misma, que fue admitido en ambos efectos, y emplazadas las partes y remitidos los autos originales a esta Audiencia, se sustanció el recurso por todos sus trámites, señalándose para deliberación, votación y fallo, la fecha de hoy en que efectivamente ha tenido lugar.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Antes de entrar en los motivos de recurso, es preciso resolver sobre las alegaciones preliminares del apelado relativas a que el escrito de preparación del recurso incurre en causa de inadmisibilidad, y, en segundo lugar que se ha producido la caducidad de la segunda instancia, por cumplimiento del plazo de un año establecido en el artículo 237.1º de la L.E.C.
Si bien es cierto que el referido escrito de preparación del recurso no constituye un modelo de precisión, no lo es menos que sí expresa los pronunciamientos que se impugnan:
Por infracción de las garantías procesales, por vulneración del artículo 24 de la C.E ., ..., por errónea valoración de la prueba practicada, por infracción del derecho de propiedad reconocido en la Constitución, y en definitiva, por cuantas acciones y fundamentos sean opuestos a la tutela solicitada.
Por consiguiente debe entenderse bien admitido este recurso.
No obstante los pronunciamientos que no se impugnan en el escrito de recurso no serán tenidos en cuenta, obviamente, en nuestra presente resolución.
En cuanto a la caducidad en la segunda instancia hay que tener en cuenta no sólo el artículo 237 de la L.E.C., sino el 236 que establece que "la falta de impulso del procedimiento por las partes o interesados no originará la caducidad de la instancia o del recurso."
Por ello
, y en conexión con el artículo 237 , el artículo 236 de la L.E .Civ. no introduce el impulso procesal de parte, pues cabe afirmar terminantemente que nuestro Derecho procesal civil recoge el impulso procesal de oficio.Además, cabe extraer que el mencionado artículo surge, precisamente, como consecuencia de la vigencia de dicho impulso oficial. En suma, si la inactividad de las partes no ocasiona la caducidad de la

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados