CARGANDO...

TS, Sala Segunda, de lo Penal, 563/2009, de 21 de mayo

SP/SENT/464511

Recurso 11511/2008. Ponente: JOSE RAMON SORIANO SORIANO.

El auto judicial de intervención telefónica no tiene una finalidad prospectiva sino capturar al recurrente por un delito ya producido y que sigue cometiendo otros delitos derivados de aquel 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
Hablándose de transacción sobre una cantidad importante de cocaína, con la expresión "venga ya, que vamos a tirar los teléfonos", razona y justifica el mandamiento de entrada y registro en el domicilio 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
1.- El Juzgado de Instrucción 9 de Málaga instruyó Procedimiento Abreviado con el número 165/2007 contra Adriano y Armando , y una vez concluso se remitió a la Audiencia Provincial de Málaga, cuya Sección Segunda, con fecha ocho de octubre de dos mil ocho dictó sentencia que contiene los siguientes HECHOS PROBADOS:
"PRIMERO.- En el curso de una investigación policial que motivó la incoación de las Diligencias Previas nº 7667/06 por parte del Juzgado de Instrucción nº 9 de Málaga, se autorizó la intervención y escucha de varios teléfonos con la finalidad fundamental de lograr la detención del acusado Adriano , mayor de edad y con antecedentes penales no computables en esta causa. Una conversación habida el día 29 de mayo de 2007 entre el también acusado Armando , mayor de edad y sin antecedentes penales, y una tercera persona, reveló a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que seguían la pista de Adriano la comisión de un presunto delito de tráfico de drogas, lo que motivó la inmediata comunicación a la instructora del caso que, por auto de 5-6-07 , acordó ampliar el objeto de la investigación misma y de las escuchas en particular al referido delito. SEGUNDO.- Solicitada autorización para practicar diligencia de entrada y registro en el domicilio en que los acusados residían, sito en Torremolinos, Avenida de Benalmádena, URBANIZACIÓN000 nº NUM000 , cuyo contrato de alquiler figuraba a nombre de Julián , fue la misma concedida procediéndose a su práctica el 5-6-07, ha
llándose en el interior de la vivienda 82 gramos de cocaína en forma de piedra con una pureza del 30,68 %, siendo su valor en el mercado de 4.338,82 euros; otros 154 gramos de cocaína con pureza del 18,49 % y valor de 4.910,89 euros; plástico transparente para envolver las dosis de la referida droga y una balanza de precisión. Era el destino que los acusados pretendían dar a la droga la venta a terceros previa su división en las correspondientes

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados