CARGANDO...

AP Granada, Sec. 3.ª, 275/2010, de 29 de junio

SP/SENT/526014

Recurso 273/2010. Ponente: JOSE REQUENA PAREDES.

La prueba de la contratación telemática, la firma en el albarán de entrega y la ausencia de pago, acreditan la existencia de la deuda contraída que deberá abonar la demandada 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Que, por el mencionado Juzgado se dictó resolución en fecha 23 de octubre de 2009 , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "Estimar íntegramente la demanda inicial de esas actuaciones, y en consecuencia, condenar a Vino Vinorum S.L. a que abone a la actora la cantidad de 7.190'37 €, intereses legales desde el 25 de junio de 2008 y a las costas de estas instancia.".
SEGUNDO.- Que contra dicha resolución se interpuso recurso de apelación por la parte demandada, oponiéndose la parte contraria; una vez elevadas las actuaciones a este Tribunal se siguió el trámite prescrito y se señaló día para la votación y fallo, con arreglo al orden establecido para estas apelaciones.
TERCERO.- Que, por este Tribunal se han observado las formalidades legales en ésta alzada.
Siendo Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. JOSÉ REQUENA PAREDES.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Procede, con rotunda desestimación del recurso, confirmar la sentencia de instancia que condenó a la demandada a abonar el importe de un suministro de vino embotellado y fabricado por la actora, titular de la marca del caldo, en un total de 1.440 botellas de distinta gama, calidad y añada, de las que, tras su recepción el 8 de noviembre de 2007, devolvió 438 botellas, por lo que el precio inicial (10.790'78 €) se redujo a 7.190'37 €, y cuya condena al pago se recurre en apelación desde la censura de error en la valoración de la prueba y de las reglas relativas a la carga de la misma, al sostener que no recibió el pedido y que la demandante no ha acreditado lo contrario.
El recurso no puede prosperar. Como tantas veces se ha dicho por esta Sala, en reclamaciones como la de autos cumple el actor con la prueba del encargo, de la entrega de la mercancía y del precio. En el caso de autos, el precio no se ha discutido; y la prueba del encargo dentro de la contratación telemática y de la agilidad impuesta por las actuales necesidades dentro de la llamada sociedad de la información, aparece acreditado por la propia realidad de la entrega, la devolución de parte de ellas, y la falta de oposición a los requerimientos extrajudiciales realizados y admitidos, pero sin hacer entonces objeción alguna al pago reclamado, o exigir la aclaración de las obligaciones que ahora se dicen inexistentes e inexigibles sin más razón y pretexto que nega
r que la firma que aparece en el albarán de entrega sea la suya o de ninguno de sus empleados, lo que no es suficiente para no tener por acreditado este extremo decisivo de la reclamación eficazmente salvado por la propia constancia que refleja la estampación en el albarán del sello distintivo de la empresa recurrente.En definitiva, se está ante una prueba pocas veces más categórica, l

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados