CARGANDO...

TS, Sala Segunda, de lo Penal, 120/2004, de 5 de febrero

SP/SENT/55482

Recurso 2904/2002. Ponente: D. José Aparicio Calvo-Rubio.

Insuficiencia de indicios que sirvan de fundamento a la autorización acordada por el juez para proceder a una intervención telefónica 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
1.- El Juzgado de Instrucción número Cuatro de los de Murcia, instruyó Procedimiento Abreviado con el número 754 de 2001, contra los acusados Casimiro y Federico , y, una vez concluso, lo remitió a la Audiencia Provincial de la misma capital (Sección Segunda) que, con fecha veintitrés de octubre de dos mil dos, dictó sentencia que contiene los siguientes Hechos Probados:
Se declara probado y así se declara que el acusado Casimiro , de 40 años de edad, sin antecedentes penales, se viene dedicando a la venta de sustancias estupefacientes razón por la cual el Grupo Antidroga de la Guardia Civil le hizo un seguimiento a través de la intervención telefónica del móvil n.º NUM000 que motivó la autorización judicial para la entrada y registro en su domicilio sito en la C/ DIRECCION000 n1 NUM001 - NUM002 NUM003 y en las dependencias anexas a esta vivienda que sean usadas por él.
Con motivo de dicho registro se le ocupó: unas tijeras, recortes de plástico, báscula de precisión "tanita", cutter, un rollo de Hilo de cobre, 21´10 gramos de cocaína con una pureza media de 79´ 50% guardados dentro de una caja fuerte cuyas llaves y combinación aportó el propio acusado; también se localizó 0´10 gramos de resina de cannabis y 4´77 gramos de hierba de cannabis.
La cocaína la tenía para su posterior venta.
Con anterioridad también había vendido dicha sustancia a Federico , de 38 años de edad, con el
que contactaba previamente a través de aquel móvil pidiéndole mercancía por medio del uso de palabras claves como "patatas, hojas" y cantidades como "litros, sacos o kilos" que luego le entregaba en el sitio convenido como sucedió el 16 de febrero de 2001 en el Bar el Secretario el 22 de febrero en el Bar de Daltón, a parte de otras entregas; dichas compras las efectuaba Federico para su posterior venta tras efectuarle el correspondiente corte qu

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados