CARGANDO...

AP Córdoba, Sec. 2.ª, 231/2004, de 28 de octubre

SP/SENT/66199

Recurso 249/2004. Ponente: MARIA MERCEDES GARCIA ROMERO.

Goza de la misma inmediación el tribunal de apelación, al grabarse las vistas 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
Se aceptan los de la sentencia apelada.
Primero.- Seguido el juicio en todos sus trámites se dictó sentencia por el Magistrado-Juez, cuya parte dispositiva dice: " ESTIMAR INTEGRAMENTE la demanda interpuesta por el procurador D. Francisco Lindo Mendez, en nombre y representación de D. Jose Daniel ., D. Oscar , D. Pedro Jesús y D. Diego , contra D. Cornelio , con los siguientes pronunciamientos :
1 .- CONDENAR al demandado a la demolición del muro construido y a efectuar a su costa aquellas obras, reparaciones o medidas que sean necesarias para permitir a los demandantes el libre transito por la entreplanta.
2 .- CONDENAR al demandado al pago de las costas procésales causadas."
Segundo.- Contra dicha resolución, se interpuso, en tiempo y forma, recurso de apelación por D. Cornelio , siendo parte apelada D. Oscar e Jose Daniel , D. Pedro Jesús y D. Diego y, recibidos los autos en esta Audiencia, se les dio el trámite establecido en la ley, estándose en el caso de dictar sentencia; personándose en tiempo y forma los Procuradores Sra. Villalonga Marzal y Sr. Coca Castilla como parte apelante y apelada respectivamente.
Tercero.- En la tramitación de ambas instancias, se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO .- Frente a la sentencia de fecha 3 de Noviembre de 2003, dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Montoro en los Autos de Juicio Verbal sobre tutela sumaria de recobrar la posesión, conforme a la cual, se estima la demanda interpuesta, se alza el demandado-apelante alegando básicamente : error en la apreciación de las pruebas, indebida valoración de la prueba de la parte demandada y se excepciona falta de legitimación activa de D. Diego .
SEGUNDO .- Centrado el recurso en los términos que, de manera sucinta, han quedado expuestos y, examinadas las alegaciones que lo conforman, en relación con el primer y segundo motivo invocados - el supuesto error en la apreciación de las pruebas e indebida valoración de la prueba de la parte demandada - en el que habría incurrido la Juzgadora a quo y que habría conducido a la decisión adoptada en la sentencia recurrida; este Tribunal sostiene en relación con el indicado motivo, en términos generales, que la circunstancia de que, entre las partes contendientes, existan posturas contradictorias en orden a la cuestión litigiosa que, en concreto, se suscite, no supone necesariamente un impedimento insuperable para que dicha cuestión pueda dirimirse con el suficiente criterio si se practican pruebas que, mediante una exégesis valorativa lógica, permitan llegar a una convicción objetivamente razonada; de manera que, si la prueba practicada en el Procedimiento se pondera por el Juez a quo de forma racional y asépticamente, sin
que pugne con normas que impongan un concreto efecto para un determinado medio de prueba, llegando a una conclusión razonable y correcta, tal valoración debe mantenerse y no sustituirse por la subjetiva que impugna la expresada valoración.Ciertamente, con la entrada en vigor de la LEC 1/2000, la misma inmediación ostenta el Tribunal de Primera Instancia que el Tribunal de Apelación por cuant

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados