CARGANDO...

AP Madrid, Sec. 17.ª, 179/2004, de 2 de marzo

SP/SENT/83585

Recurso 35/2004. Ponente: Dª. MARIA MATILDE GURRERA ROIG.

La información se obtuvo de páginas web de libre acceso y dado que no se ha probado su inexactitud y falsedad debe absolverse al acusado 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Iltmo. Sr. Magistrado-Juez del indicado Juzgado de lo Penal se dictó Sentencia el día 29 de septiembre de 2003 con la siguiente parte dispositiva:
"QUE DEBO ABSOLVER Y ABSUELVO a Miguel , Jose Ángel y Juan Pedro del delito de Injuria y Calumnia que se les venía imputando, con declaración de las costas de oficio"
SEGUNDO.- Contra dicha sentencia, se interpuso, en tiempo y forma, recurso de apelación por la Procuradora de los Tribunales Dª Raquel Díaz Ureña Lara en nombre y representación procesal de Felix.
TERCERO.- Se dio traslado a las demás partes personadas, a fin de que pudieran formular sus alegaciones. Remitidas las actuaciones a este Tribunal, no se estimó precisa la celebración de vista, quedando pendiente el procedimiento de resolución en esta segunda instancia.
UNICO.- Se asumen y tienen por reproducidos los fijados como tales en la sentencia recurrida.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Se fundamenta el recurso formulado por la representación procesal de Don Felix, estimando que se ha producido indefensión, al haber incurrido la sentencia apelada en numerosos errores en la valoración de la prueba.
Coincidimos con la Sentencia en que los hechos descritos y probados no son constitutivos del delito de calumnias tipificado en el articulo 205 del Código Penal ya que en el precepto se señala explícitamente como elemento subjetivo, que la imputación ha de hacerse con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio a la verdad, es decir, se exige por la constitución del tipo, la constancia de una real voluntad de ofender, "bien porque se haya llevado a cabo a sabiendas de su inexactitud, bien porque se haya procedido con desprecio absoluto hacia la verdad y hacia su búsqueda" (STS. 22-10-91) y evidentemente en este caso no es así.
Ciertamente en la publicación cuestionada se le imputan al querellante unos hechos delictivos indeterminados, pero dicha imputación no se ha acreditado que sea falsa, subjetivamente inveraz, y que se haya realizado a sabiendas de su inexactitud, sin embargo, para que el delito de calumnias pueda existir, es necesario no solo el hecho objetivo de la falsedad, sino también el conocimiento por parte del sujeto activo de que realmente esta faltando a la verdad al atribuir al ofendido una conducta concreta que la ley considera delito perseguible de oficio y aquí no se acredita este elemento subjetivo
del injusto, consistente en el ánimo de infamar o intención especifica de difamar y según repite constantemente la doctrina y la jurisprudencia, si no hay una real voluntad de ofender en su honra al calumniado, el delito de calumnias no existe. En el presente caso, ni siquiera se ha desmentido que el demandante fuera detenido en Barcelona en 1997, o que tiene determinadas causas pendientes con la justicia, y además estas imputaciones no recaen so

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados