CARGANDO...

AP Cantabria, Sec. 2.ª, 163/2008, de 28 de marzo

SP/SENT/168787

Recurso 660/2007. Ponente: BRUNO ARIAS BERRIOATEGORTUA.

Inexistente reserva mental al estar precedido el matrimonio de un noviazgo prolongado, seguir una convivencia duradera y no demostrarse que el marido se casó para legalizar su situación 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO: Por el Iltmo. Sr. Magistrado-Juez del Juzgado de Primera Instancia número Nueve de los de Santander y en los autos ya referenciados, se dictó Sentencia con fecha 2 de junio de 2006 , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: QUE DESESTIMO la demanda interpuesta por la Procuradora Doña María Soledad Martínez Castanedo, en nombre y representación de Doña Estíbaliz contra D. Armando, condenando en costas a la actora. No ha lugar a la nulidad."
SEGUNDO: Contra dicha Sentencia la representación procesal de la parte demandante interpuso en tiempo y forma recurso de apelación, que fue admitido a trámite por el Juzgado; y una vez finalizado, se remitieron las actuaciones a la Iltma. Audiencia Provincial, previo emplazamiento de las partes, habiendo correspondido por turno de reparto a esta Sección Segunda, donde se tramitó el correspondiente rollo de sala y se señaló para la deliberación y fallo del recurso el pasado día 10 del presente mes, quedando pendiente de resolver.
TERCERO: En la tramitación del recurso se han observado las prescripciones legales, excepto el plazo para resolver, en razón a la existencia de otros asuntos civiles señalados con anterioridad.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se rechazan los que contiene la Resolución impugnada.
PRIMERO.- Frente a la Sentencia de instancia que desestima la pretensión de nulidad matrimonial de los aquí litigantes, se alza la señora demandante, insistiendo en que debe declararse la nulidad del matrimonio contraído por ella con el demandado, por faltar el preceptivo consentimiento matrimonial, dado que existió en éste reserva mental de su verdadera finalidad, cual era la de obtener la nacionalidad española y abandonar su país de origen.
SEGUNDO.- Contra lo que argumenta la sentencia de instancia, que llega incluso a concluir que "el derecho no es moral", este tribunal recuerda, en primer lugar, que son valores eminentemente morales los que España propugna como valores superiores de su ordenamiento (art. 1.1 de la Constitución), y en un segundo orden, que la reserva mental como causa de nulidad del matrimonio tiene perfecta cabida dentro de nuestro sistema legal.
El legislador de 1981 vino a sustituir la simulación como causa independiente de nulidad matrimonial por la fórmula más amplia de ausencia de consentimiento matrimonial, con la intención de insertar precisamente la reserva mental en la causa amplia y abierta que allí se prevé: «Es nulo: El matrimonio celebrado sin consentimiento matrimonial». Por lo tanto, la reserva mental en uno de los contrayentes al celebrarse el matrimonio, supone la ausencia de voluntad matrimonial y la existencia de una vol
untad interna dirigida a conseguir un propósito diferente.De ordinario, no hay prueba directa de la existencia de reserva mental como causa de nulidad matrimonial porque nadie tiene la posibilidad de conocer con total exactitud la voluntad interna de una persona, salvo ella misma. Por eso, en esta materia es necesario acudir al juego de las presunciones, que permitan deducir la existencia de reserva mental en el co

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Extranjería y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados